El dispositivo estaba sincronizado con su iPhone y la nube, lo que permitió a la Policía turca acceder a la grabación.

El periodista saudita Jamal Khashoggi, desaparecido en Turquía, pudo grabar el instante de su muerte en un dictáfono incrustado en el reloj Apple Watch que portaba, afirma el periódico turco Sabah. El dispositivo estaba sincronizado con su teléfono inteligente y la nube, lo que permitió a la Policía y los servicios especiales turcos acceder a la grabación.

Miembros de los servicios especiales de Turquía están analizando el audio del interrogatorio, al que estuvo sometido el periodista opositor a Riad, las torturas y el asesinato. El medio destaca que los agentes de la Inteligencia saudita vieron el reloj e intentaron borrar la grabación, pero no pudieron eliminar todos los datos, ya que se estaban transmitiendo a la nube.