El presidente de Bolivia, Evo Morales, se dirige a los líderes mundiales en el segundo día de debate en la 73.ª sesión de la Asamblea General de la ONU.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó este miércoles las medidas coercitivas unilaterales aplicadas por el gobierno de EE.UU. contra Venezuela.

Durante su intervención ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el mandatario afirmó que Venezuela “esta sufriendo una agresión descarada de el y sus aliados”, por lo que insistió en desechar cualquier opción de “intervenir militarmente” el país suramericano.

“Los problemas venezolanos deben ser resueltos por los venezolanos”, agregó Morales, tras instar a Washington a “retirar las medidas ilegales y unilaterales” que han sido aplicadas en contra de Caracas.

Diferendo territorial

El mandatario también se refirió a la controversia que su país mantiene contra Chile para exigir una salida al océano, al tiempo que ratificó su disposición de resolverla “por medios pacíficos sin poner en peligros de paz”.

Morales indicó que la próxima semana debería conocerse el fallo de La Haya en un proceso que, a su juicio, “pone a prueba la responsabilidad compartida de dos Estados para dar con soluciones justas en el marco del derecho internacional”.

Indicó que su gobierno espera alcanzar una “solución duradera” al histórico diferendo que dejó a La Paz sin acceso al Pacífico: “La peor consecuencia del conflicto centenario con Chile fue el encierro del pueblo de Bolivia”, apuntó el mandatario, quien insistió en la importancia que tiene para un país el acceso al mar “porque es una puerta a la vida misma”.

Finalmente, Morales consideró necesario alcanzar “acuerdos oportunos en el marco de la integración”, que permitan reconciliar a dos países “absurdamente confrontados por causas ajenas a sus valores de convivencia fraterna”.

“Tres grandes amenazas”

El presidente boliviano criticó el escaso poder de acción de la comunidad internacional para resolver conflictos, en vista de que “cada año” que asiste a las cumbres de Naciones Unidas corrobora que “las crisis se mantienen y se han magnificado”.

En ese sentido, hizo alusión a “tres grandes amenazas” que, en su criterio, se mantienen intactas: el cambio climático, el armamentismo y la desigualdad.

Por : RT