NELSON LOMBANA SILVA 

“Soy un libre pensante y como libre pensante acepto todas las tendencias ideológicas y políticas que hay en Colombia. Siempre insisto en que esto enriquece la democracia colombiana. Vengo de una extracción de izquierda liberal. Me considero Socialista. Y si somos socialistas democráticos, tenemos que aceptar todas las libres expresiones que haya en materia ideológica”, dijo el mandatario de los ibaguereños, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, al participar de la instalación del XVI Congreso Nacional de la Juventud Comunista (Juco), evento llevado a cabo en el Colegio San Simón de la ciudad de Ibagué (Tolima), el 17 de agosto.

El mandatario entregó reconocimiento póstumo a la memoria del camarada Carlos Arturo Lozano Guillén, director del semanario VOZ La verdad del pueblo y dirigente nacional del Partido Comunista Colombiano, destacando con letras de oro la vida y obra de este tolimense egresado, precisamente, del colegio San Simón.

Igualmente, su saludo al congreso, se convirtió en una verdadera cátedra de historia contada desde la visión de los vencidos, rompiendo así con el historicismo fatuo de la clase dominante.

Destacó el desarrollo del congreso comunista en Ibagué. Habló claro y preciso del momento histórico que vive Colombia y del papel fundamental de la Juventud Comunista, en este difícil, complejo pero emocionante proceso. La página web: www.pacocol.org registró apartes de su vibrante intervención en el teatro del colegio San Simón.

“En los años 50s, las guerrillas liberales que se oponían a los gobiernos dictatoriales del partido conservador, se convirtieron en una fuerza muy importante, tanto en la cordillera oriental, como en la central y, especialmente, en los sectores del sur del departamento”.

“Esas fuerzas guerrilleras se dividieron entre liberales comunes y entre liberales limpios. Algo que, desafortunadamente, muchos colombianos y tolimenses, no saben, no conocen la historia. Más cuando hoy, en los colegios no se enseña la historia de Colombia. Así, la historia se puede volver a repetir”.

“Este ha sido un país con muchas dificultades. Esas guerrillas de los años 50s tuvieron una amnistía e indulto en el momento que toma el poder el general Rojas Pinilla. Promete. Se desarman y posteriormente incumple el gobierno. Aparece una represión inmensa por parte de las fuerzas militares en cabeza de Rojas Pinilla, en poblaciones como contra Villarrica, donde hasta bombas Napalm se utilizaron”.

“Este departamento ha sufrido permanentemente problemas, en este interminable conflicto interno de más de 70 años, que algunos gobiernos como el de Álvaro Uribe Vélez, siempre consideró que no había conflicto interno, pero la verdad es que llevamos 70 años de guerra”.

“Posteriormente, vinieron los indultos y las amnistías del Frente Nacional, también con incumplimiento. Se presenta una fuerte disputa entre liberales limpios y liberales comunes, los liberales comunes conforman posteriormente las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en mayo de 1964”.

“Es una historia que seguramente ustedes conocen más que yo, pero quiero dejar en claro que desde el gobierno y el parlamento se incitó al gobierno de Guillermo León Valencia, sobre la base de unas supuestas repúblicas independientes, campesinos como los que se instauraron en Marquetalia, 50 familias, fueron agredidas a través de la operación LASO con la intromisión directa de los Estados Unidos, con la finalidad de eliminar cualquier reducto que pensara diferente en Colombia”.

“Ahí inicia todo este proceso. Posteriormente, intentamos procesos de paz; personalmente participé en el congreso de la república con el indulto y la amnistía del presidente Belisario Betancur, en el año de 1986, en el departamento de Tolima, sectores liberales, del Nuevo Liberalismo, de la ANAPO, del Partido Comunista, de la Unión Patriótica, el Movimiento Amplio y Democrático, diferentes fuerzas sociales y políticas, nos unimos en una lucha contra fuerzas políticas narcotraficantes, paramilitares de este departamento y logramos en esa gran fuerza, llevar a un líder sindical como fue el compañero Rafael Cely al congreso de la república en representación de las fuerzas sindicales, los cementeros”.

“Se inicia, posteriormente, el terrible hecho donde la doctora Aida le tocó que migrar también de este país y comienza el exterminio de la Unión Patriótica, que fue una situación que vivimos en el departamento de Tolima, a tal punto que todos los que habíamos hecho coaliciones fuimos amenazados de muerte. Yo estuve siete años en Suecia en el marco de este hecho y que dejó más de 5 mil muertos en el país. Una situación que tenemos que recordar para que no se vuelva a repetir”.

“Viene un proceso de paz como el que se trató de buscar con Andrés Pastrana Arango, pero que resultó fallido. Hoy convertido en renegado de haber buscado la paz. No puede uno entender que un presidente no sea consecuente con las ideas que propuso, cuando todos acompañamos este proceso, la gran mayoría de los colombianos, más de 10 millones en ese tiempo, le dieron a él la posibilidad de que iniciara un proceso de paz. Muy diferente a Belisario Betancur que sí estaba apoyando el proceso de paz”.

“Quería recordar estos temas, porque quiero decirles a ustedes es que dentro de nuestro plan de desarrollo de cuatro pilares que tenemos: Agua, Cultura Ciudadana, Seguridad Integral, tenemos a la Paz como el cuarto pilar”.

“Este departamento fue la cuna de la insurgencia en Colombia a través de las Farc, Ejército del Pueblo. Aquí, hubo mujeres y hombres que no se subyugaron, así como los Pijao, no se subyugaron ante los españoles y mantuvieron una guerra contra el conquistador durante 60 años. La guerra más importante de una comunidad indígena: 60 años”.

“Llegaron al punto del exterminio, pero no se doblegaron. Este departamento que ha sufrido las consecuencias de ese terrible conflicto interno, tiene que ser hoy con ustedes jóvenes, con ustedes el portaestandarte de la lucha por el cambio y la transformación en Colombia, y por aclimatar la paz, por mantener la democracia, por buscar soluciones claras y definitivas a las inmensas injusticias sociales que estamos padeciendo en esta nación”.

“Por eso, he venido acá a acompañarlos. A decirles que esta administración y que los que queremos una democracia plena, en donde se respeten los derechos humanos, en donde se respeten los derechos de las mujeres, que se respeten los derechos de las comunidades indígenas, afrocolombianos, de la población LGTBI, de los animalistas, de los ambientalistas, de esa Colombia hoy inmensamente diversa, en la cual todos nosotros creemos, sea este departamento, un departamento que continúe luchando por esa democracia que todos queremos, por las que han padecido necesidades, han entregado sus vidas, hombres y mujeres, por la democracia en Colombia, en este territorio. Y por esta situación, quiero felicitarlos y agradecerles que hayan tenido la oportunidad de dirigir la palabra a ustedes”.

“Quería saludarlos, darles el saludo de este municipio, darles el saludo de alcalde, pero al mismo tiempo de un ciudadano que cree en que los jóvenes como ustedes van a tener la oportunidad de vivir en un país en paz, en un país con justicia social, en un país donde el trabajo sea la verdadera consigna de una sociedad, y no el capital como hoy pretende todo este gobierno de empresarios, porque lo que hoy tenemos es un gobierno de empresarios, que lo único que están buscando es la posibilidad del enriquecimiento de ellos y mantener la pobreza, la miseria, en la ignorancia y en la ignominia a vastos sectores del pueblo colombiano”.

“Entonces, felicitaciones desde ya a ustedes que han venido hoy a seguir en esta lucha difícil, pero prometedora, porque este país ha cambiado. Hoy hay 8 millones de personas conscientes de que hay que buscar una posibilidad de cambio y de transformación. Y los líderes y la vanguardia, son ustedes: Los jóvenes de Colombia, que nos darán la posibilidad del cambio y la transformación que tanto reclama el pueblo colombiano”.

Muchas gracias, muy amables.