Caracas, 12 ago (PL) La ultraderecha de Venezuela, debilitada y sin credibilidad, apuesta por la desaparición física de los líderes de la Revolución, denunció hoy el dirigente socialista, Adán Chávez.

En un artículo de opinión, el también directivo del Partido Socialista Unido de Venezuela afirmó que el magnicidio en grado de frustración del pasado 4 de agosto, representa una agresión planificada desde los círculos del poder de Washington, con apoyo de la oligarquía colombiana y la derecha local.

Tras la victoria electoral del 20 de mayo y la derrota política de la oposición venezolana, sólo les queda apostar por la violencia, dijo y afirmó que ‘este hecho da cuenta del peligro que significa la falta de una oposición seria y democrática en el país; ante la ausencia de ésta, la ultraderecha debilitada y sin credibilidad apuesta por la desaparición física de los líderes de la Revolución’.

Apuntó que esos sectores tratan de minimizar los graves hechos ocurridos que suponen la validación del asesinato como práctica política en nuestra región con el apoyo de las transnacionales mediáticas.

Chávez aseguró que el asesinato es una herramienta empleada por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), como parte de la hostil política de Estado de Washington hacia América Latina y el Caribe, a fin de garantizar la dominación de nuestro territorio y la expoliación de nuestros recursos.

Citó como ejemplo de esas prácticas el asesinato en abril de 1948 del líder colombiano Jorge Gaitán, quien con el ‘Plan Gaitán’ planteaba un cambio social en la nación neogranadina con un programa de gobierno centrado en favorecer el interés colectivo y no el de las oligarquías colombianas.

Agregó además que en Venezuela, consta en documentos desclasificados del Departamento de Estado norteamericano que ya han salido a la luz pública, hay claras evidencias que desde 1998 el magnicidio figuraba como opción de la Casa Blanca para poner fin a la Revolución Bolivariana.

Alertó que ‘si los paladines del terrorismo y la muerte tuvieran éxito aquí, me atrevo a afirmar que cualquier líder, presidente o dirigente popular latinoamericano y caribeño, correría el riesgo de ser exterminado en cualquier momento’.

Chávez destacó el contundente e inmediato apoyo nacional e internacional al Presidente Maduro y al gobierno venezolano, lo que evidencia que el pueblo de Venezuela y los pueblos democráticos del mundo rechazan el terrorismo político.

Mañana lunes, miles de venezolanos marcharan por la paz y en condena al terrorismo y según el dirigente socialista, el pueblo ‘no permitirá una guerra civil, ni un estallido de violencia, ni una intervención militar en nuestro suelo’.

agp/lb

www.prensa-latina.cu