Por: Equipo Jurídico Pueblos

José Alexander Sandoval, Luis Alfredo Sandoval y Jhon Fredy García Almeida trabajaban en la central de abastos de la Ciudad de Bucaramanga cuando fueron detenidos – desaparecidos por miembros del Gaula Santander.

El 6 de julio de 2001, día de su desaparición, salieron de sus casas a trabajar y buscar el sustento de sus familias. Todos sabían que los Sandoval eran una familia trabajadora que moraban en un sector popular de Bucaramanga. Sin embargo, fueron detenidos – desaparecidos y luego asesinados para ser presentados como guerrilleros del ELN muertos en combate contra el ejército nacional.

La desaparición y posterior ejecución extrajudicial de las que fueron víctimas José Alexander, Luis Alfredo y Jhon Fredy son la muestra de que esta práctica criminal fue una política de Estado y que la administración de justicia colombiana ha contribuido a que se oculte la verdad permitiendo la repetición sistemática de hechos que constituyen crímenes internacional. Ya van diez y siete años en los que el proceso no ha avanzado y que los responsables no han sido juzgados.

Recordamos a estos hombres y sus vidas, exaltamos lo que fueron y no en lo que los convirtieron. Queremos que los altos mandos responsables de delitos de lesa humanidad, porque eso son las ejecuciones extrajudiciales, sean investigados y condenados con la severidad que merecen sus actos.

Hoy y todos los días su recuerdo alimenta la memoria de un pueblo que se resiste al olvido.