Washington, 27 jul (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, agradeció al máximo líder norcoreano, Kim Jong-un, por la entrega hoy de restos de soldados estadounidenses caídos en la Guerra de Corea (1950-1953).

La Casa Blanca difundió que un avión C-17 de la Fuerza Aérea norteamericana partió con los restos desde la ciudad costera de Wonsan, en la República Popular Democrática de Corea (RPDC), con destino a la base de Osan en Corea del Sur, como paso previo a la repatriación formal el próximo 1 de agosto.

En su cuenta de la red social Twitter el gobernante escribió cerca de la medianoche que los restos de los militares norteamericanos estaban saliendo de Corea del Norte para dirigirse pronto a Estados Unidos.

‘Después de tantos años, este será un gran momento para muchas familias. Gracias a Kim Jong-un’, agregó en su tuit el republicano, quien el pasado 12 de junio sostuvo en Singapur un histórico encuentro con el mandatario de la RPDC.

En el comunicado difundido anoche la Casa Blanca indicó que en esa reunión los interlocutores dieron un primer paso audaz para lograr la desnuclearización completa de la península de Corea, transformar las relaciones bilaterales y establecer una paz duradera.

Hoy, el presidente Kim está cumpliendo parte del compromiso que asumió con Trump de devolver a nuestros miembros del servicio estadounidense. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el impulso para un cambio positivo, agregó la declaración.

Después de difundirse la noticia sobre la salida del avión militar de la RPDC, Corea del Sur confirmó que la aeronave con los restos de 55 soldados estadounidenses caídos en la conflagración armada llegaron la Base Aérea de Osan.

Después de la Segunda Guerra Mundial, estalló en 1950 el conflicto entre las dos Coreas donde participaron tropas multinacionales (en la práctica una mayoría del ejército norteamericano al mando del general Douglas MacArthur).

El enfrentamiento bélico concluyó en 1953 con la firma de un armisticio en Panmunjom, aldea fronteriza devenida actual punto de reuniones con miras a lograr la paz en la península de Corea.

Se calcula que más 35 mil soldados estadounidenses murieron en esa guerra, de los cuales siete mil 700 no fueron encontrados, incluidos cinco mil 300 que se cree que murieron en el área correspondiente a la RPDC.

agp/mar

Prensa Latina