Caracas, 25 Jul. AVN

El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró este miércoles su denuncia ante la persecución financiera que sufre el país, llevada a cabo por el imperio norteamericano y el secuestro de recursos por parte de la empresa extranjera Euroclear.

Durante una reunión con el equipo económico, realizada en el Salón del Perú, en el Palacio de Miraflores de Caracas, el Ejecutivo denunció que la proveedora de servicios financieros Euroclear, tiene congelados recursos que están destinados a la compra de medicinas y alimentos para el pueblo, como parte de las acciones de bloqueo económico ejecutadas contra Venezuela.

“Euroclear lo denuncio una vez más, nos tienen secuestrados 1.400 millones de dólares que le pertenecen a Venezuela, y nos persiguen todas las cuentas bancarias en el mundo”, subrayó en Cadena Nacional de Radio y Televisión.

Ante ese panorama, pidió a los miembros del Gabinete Económico evaluar la situación de boicot, y llevarla en forma de debate al IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

“Se que desde las bases nuestros dirigentes, nuestros líderes y liderezas están dando un gran debate con las propuestas de recuperación, de activación, de futuro para Venezuela”, enfatizó.

El jefe de Estado precisó que el país necesita una transformación global del modelo económico, la cual valoró como “una tarea compleja” en el campo de la acción gubernamental, económica, política y social.

“Venezuela pide a gritos una revolución económica, productiva”, expresó.

En ese sentido, aseveró que a partir de hoy activará un programa económico de recuperación, para lograr grandes cambios en la economía que la nación demanda.

“Los mecanismos de guerra económica que se han implementado desde el año 2016 hasta el año en curso, es el segundo elemento que hay que tomar en cuenta en el programa económico de recuperación y crecimiento y en el gran esfuerzo de revolución económica que vamos a activar”, puntualizó.

En esa línea, señaló que las acciones de desestabilización contra el país, se enmarcan dentro de una estrategia política, que busca hacer rendir a la patria ante la oligarquía y el imperio estadounidense,

“Para gravedad del asunto económico no solo estamos viviendo el final de una era de cien años, sino que se instaló en Venezuela un modelo de guerra económica basado en el capitalismo salvaje, depredador, especulativo, ladrón”, dijo.

Recordó que se trata de un conflicto entre el neoliberalismo y el modelo revolucionario humanista, que ha sufrido varios golpes en años recientes, producto de la persecución económica impulsada por Estados Unidos.

Indicó que la persecución de todos los mecanismos financieros de la República comenzó desde el gobierno de Barack Obama, cuando en 2015 declaró a Venezuela una amenaza, y dejó un decreto que faculta y autoriza al presidente de los Estados Unidos (EEUU), a tomar cualquier decisión en contra de Venezuela.

“En el Gobierno de Obama, los inversionistas eran perseguidos por venir al país a invertir, los bancos en el mundo eran perseguidos y obligados a no refinanciar la deuda venezolana, a no prestarle dinero a Venezuela, a no aceptar nuestros bonos, comenzaron de manera paulatina a perseguir todas las cuentas bancarias de la República en el mundo”, manifestó.

Maduro agregó que durante el periodo de Obama —que concluyó el 20 de enero de 2017— tal maniobra “se hizo en silencio”, señaló, “Inclusive muchas veces lo denunciaron y ellos lo negaron”.

El primer mandatario repudió los actos de bloqueo financiero y de odio contra la patria de Bolívar y Chávez, que se han mantenido en el periodo presidencial de Trump. “Esto se ha hecho de manera brutal con amenazas directas de funcionarios del más alto nivel de la administración estadounidense”, denunció.