Quito, 3 jul (PL) La jueza Daniela Camacho dio paso hoy a una acusación particular contra el expresidente de Ecuador Rafael Correa presentada por el exlegislador Fernando Balda, por presunta asociación ilícita y plagio.

La diligencia la llevaron a cabo, ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Balda y su abogado Felipe Rodríguez, horas antes de una audiencia para la revisión de medidas cautelares contra el exmandatario, a quien se le indicó presentarse cada 15 días ante esa misma institución, a pesar de residir en Bélgica.

Esa orientación debió entrar en vigor la víspera, pero en vez de viajar a Quito, Correa optó por acudir al consulado de este país sudamericano en la nación europea, lo cual, para sus acusadores, constituyó una violación.

‘Al ser nosotros acusadores particulares creo que marcamos un hito. No solo es el primer proceso penal que tiene Rafael Correa, sino que es también la primera acusación particular en contra de Rafael Correa’, aseguró en breves declaraciones a la prensa el letrado.

Según advirtió, hoy Fernando Balda fue reconocido como víctima del exdignatario por parte de la justicia ecuatoriana.

‘Nuestro rol a partir de ahora es demostrar con pruebas en una audiencia de juicio, en caso de haberlo, que es autor del delito’, acotó.

Por su parte, Balda también defiende la idea de que se dictamine prisión preventiva para Correa, por no presentarse ante la CNJ en Quito, Ecuador, y al mismo tiempo notificar a la Policía Internacional (Interpol) para su ubicación y captura.

El exlegislador, supuesta víctima de un fallido intento de secuestro en 2012, en Bogotá, donde se encontraba prófugo de la justicia tras ser condenado a dos años de prisión por injurias, también es acusador de Raúl Chicaiza, Jéssica Falcón y Jorge Espinosa, así como del exdirector de Inteligencia de la Policía general Fausto Tamayo, y exsecretario Nacional de Inteligencia Pablo Romero.

Mientras, ecuatorianos leales al exjefe de Estado y defensores de la revolución ciudadana que condujo por 10 años consideran el proceso actual como parte de una persecución política en su contra.

Para expresar respaldo al exdignatario, sus seguidores convocaron a una gran marcha el venidero 5 de julio y alertaron que estarán pendientes para hacer cumplir las leyes y los derechos del economista.

jf/scm