Samara, Rusia, 2 de julio (PL) El futbolista mexicano Rafael Márquez se convirtió hoy aquí en el primer jugador en la historia del fútbol que porta el brazalete de capitán en cinco Copas del Mundo diferentes.

Márquez alineó como titular en el encuentro entre el seleccionado tricolor y Brasil correspondiente a la ronda de octavos de final.

A sus 39 años, el llamado Káiser de Michoacán se convirtió oficialmente en el segundo jugador mexicano en jugar cinco Copas del Mundo igualando a su compatriota Antonio Carvajal.

Rafa fue utilizado en este encuentro medio de contención junto Andrés Guardado y Héctor Herrera para impedir las arremetidas de los volantes de Brasil.

Márquez y el alemán Lothar Matthaus constituyen los únicos futbolistas en haber disputado un quinteto de ediciones mundialista. La historia del mexicano comenzó en Corea-Japón 2002 y desde entonces se ha extendido hasta el Mundial de Rusia, 16 años después.

pgh/jep