Quito, 25 jun (PL) Los cuerpos de los tres trabajadores del diario EL Comercio, secuestrados y asesinados en Colombia, retornarán a Ecuador el venidero miércoles 27 de junio, anunció hoy aquí el canciller de este país sudamericano, José Valencia.

La precisión la ofreció el jefe de la diplomacia, tras la divulgación del informe final de las pesquisas realizadas a los cadáveres, en Cali, ciudad del territorio vecino, en las cuales se confirmaron las identidades de Javier Ortega (periodista), Paúl Rivas (fotógrafo) y Efraín Segarra (chofer), desaparecidos en la localidad ecuatoriana de Mataje el 26 de marzo pasado.

Al respecto, reiteró el compromiso del ejecutivo de realizar un acompañamiento permanente a las víctimas en el proceso de repatriación de sus seres queridos.

En ese sentido, explicó que el gobierno de Colombia, ‘de manera gentil’, ofreció un avión para traer de vuelta los cuerpos, sin embargo, el retorno se realizará en una nave de la Fuerzas Aérea de Ecuador, que ya se encuentra en el territorio vecino.

La partida está prevista para las 08:30, hora local, y la llegada a Quito, alrededor de las 10:00, especificó.

Asimismo, aclaró que actualmente los cuerpos de Javier, Paúl y Efraín se encuentran en una funeraria de Cali, donde son preparados para garantizar su transportación.

Sobre el proceso de identificación, señaló que el coronel Fausto Olivo, de criminalística, confirmó el cumplimiento, de manera profesional, de todos los protocolos internacionales para ese tipo de caso.

Los exámenes periciales para la identificación fueron realizados por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia y una vez que los cuerpos llegaron, las autoridades hicieron exámenes pre-científicos de prendas encontradas, así como comparación antemortem y postmortem.

Se llevó a cabo además una identificación odontológica forense y se usaron dos cartas dentales que poseían los familiares, para completar las pericias con un estudio de ADN.

‘Esta situación ha enlutado al país, por lo que solicitamos respeto y solidaridad con los familiares de las víctimas’, advirtió Valencia.

Igualmente, reiteró condolencias y sentimientos de solidaridad, ante el hecho, que consideró como trágico.

Los tres comunicadores fueron secuestrados el 26 de marzo último, en Mataje, frontera con Colombia, por el Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias Guacho, quienes son responsables de numerosos actos violentos registrados en la zona limítrofe, desde principios de este año.

Como resultado de esos incidentes, la mayoría explosiones con artefactos de fabricación casera, fallecieron cuatro militares que realizaban labores de patrullaje.

También permanece desaparecida una pareja, secuestrada en abril último y de quienes se desconoce su situación actual.

agp/scm/cvl