Guatemala, 26 jun (PL) El gobierno de Guatemala aguarda hoy por una respuesta a favor de sus connacionales en Estados Unidos, tras solicitar a ese país el estado de protección temporal para migrantes (TPS, en inglés).

La petición se concretó mediante una nota diplomática y el motivo esgrimido en esta ocasión es la catástrofe provocada por la potente erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio, que dejó 112 muertos, casi 200 desaparecidos y más de 1,7 millones de personas afectadas.

‘Cumpliendo con la instrucción del presidente, Jimmy Morales, he remitido una nota al Gobierno de los Estados Unidos de América para solicitar TPS en favor de nuestros hermanos migrantes en ese país’, publicó en las redes sociales Sandra Jovel, ministra de Relaciones Exteriores.

Fuentes de la cancillería admitieron que debido a la situación migratoria de los guatemaltecos en suelo estadounidense es difícil tener un número exacto, aunque calculan que hay unos tres millones viviendo allá.

De hecho, sus remesas representan el 12 por ciento del Producto Interno Bruto de la economía nacional.

En medio de fuertes críticas por la actuación pasiva de Morales en torno a la reciente crisis de los niños migrantes que son separados de sus familias en Estados Unidos, el jefe de Estado reiteró la víspera que la política migratoria siempre ha sido una prioridad de su gobierno, de ahí que había instruido la solicitud del beneficio del TPS.

El presidente norteamericano, Donal Trump, canceló esa protección primero a 300 mil hondureños, más reciente lo hizo con 200 mil salvadoreños y en igual situación están 60 mil haitianos, recordaron analistas.

Los tres países se vieron beneficiados por distintas administraciones porque sufrieron desastres naturales como terremotos y huracanes.

De acuerdo con datos publicados por televisoras, los ciudadanos de El Salvador, Honduras y Haití con TPS suman cerca de 206 mil hogares, y más de 30 por ciento son dueños de sus casas y pagan hipotecas en Estados Unidos.

Viven, en su mayoría, en los estados de California, Florida, Texas, Nueva York, Virginia y Maryland.

Sin embargo, Guatemala no ha tenido suerte en conseguir el favor de Washington en ocasiones anteriores como demuestra la historia más reciente.

Ã’scar Berger, presidente de 2004 a 2008, pidió el TPS a su homólogo George W. Bush en noviembre de 2005 ante los daños causados por la tormenta Stan.

En abril de 2008 lo hizo Álvaro Colom, después del paso destructor de la tormenta Agatha y en 2010 por la erupción del volcán de Pacaya, pero tampoco tuvo éxito.

Otto Pérez Molina formuló igual reclamo en 2013 tras el terremoto del 7 de noviembre de 2012, y obtuvo el silencio por respuesta.

Habría que ver si la política de coqueteo de Morales con Trump le depara mejor suerte y si valió la pena recibir el repudio mundial por secundar a Estados Unidos en el cambio de embajada de Tel Aviv hacia Jerusalén, Israel, apuntan expertos.

pgh/mmc