Beijing, 24 jun (PL) El presidente Xi Jinping orientó al Gobierno ampliar la diplomacia sustentada en el socialismo con características chinas para construir más asociaciones internacionales y participar activamente en la reforma del sistema de gobernanza global.

Según reportes divulgados hoy en la prensa local, el mandatario consideró que el país vive su mejor momento en materia diplomática y debe aprender del resto del mundo sin dejar de salvaguardar sus intereses de soberanía, seguridad y desarrollo.

Llamó a concentrarse en la ansiada revitalización socioeconómica y política de China, mientras se avanza en el progreso humano y contribuye a la construcción de una comunidad de futuro, una filosofía que defiende para establecer un nuevo modelo de vínculos entre los distintos estados del planeta.

Definió como los aspectos a tener en cuenta en la agenda exterior de Beijing el conocer bien la historia para comprender las tendencias actuales, formular políticas con basamento científico y aprovechar las brechas que emerjan de las principales contradicciones.

Entre otras cuestiones, insistió en impulsar más la cooperación bajo el enfoque de ganar-ganar y en el contexto de la Franja y la Ruta, proyecto inspirado en antiguos trayectos comerciales a fin de enlazar a China con otros continentes en una red de infraestructuras y operaciones mercantiles.

Xi Jinping planteó estos aspectos en una conferencia sobre asuntos exteriores efectuada este fin de semana y donde participaron las principales figuras del Estado.

ga/ymr