Bogotá, 4 jun (PL) El candidato uribista Iván Duque y el representante del movimiento Colombia Humana, Gustavo Petro, intensifican sus campañas políticas de cara a la segunda vuelta presidencial, programada para el 17 de junio.

Durante el fin de semana los presidenciables estuvieron de recorrido por varios departamentos del país, además de ofrecer entrevistas a medios locales.

En cuanto a las adhesiones de diferentes sectores políticos hacia uno u otro candidato trascendió en las últimas horas la decisión del movimiento Nuestro Partido es Colombia de apoyar la candidatura de Petro.

La referida fuerza política está liderada por la excandidata vicepresidencial Clara López, quien acompañó al excandidato presidencial del partido Liberal, Humberto de la Calle, en la aspiración a la jefatura del Estado.

‘Estamos siendo coherentes con la paz y la equidad social y consecuentes con la idea de respaldar al candidato de los sectores alternativos que saliera elegido para segunda vuelta,’, afirmó López, al anunciar la decisión unánime de su agrupación.

El candidato de Colombia Humana, quien representa a la centroizquierda en el país, recibió también el apoyo del Polo Democrático Alternativo y de la mayoría de la Alianza Verde, entre otros partidos políticos y más de un centenar de organizaciones sociales.

A las toldas del representante del Centro Democrático (partido encabezado por el expresidente Alvaro Uribe) se arrimaron los partidos tradicionales de Colombia como el Conservador, el Liberal, Cambio Radical y una parte del gubernamental partido de la Unidad Nacional.

En opinión de John Fernando Restrepo, politólogo y decano de Humanidades de la Universidad de Medellín, detrás de la alta votación de Duque (39,14 por ciento de los votos) en primera vuelta hay varios factores.

Mencionó entre ellos, el caudal electoral del Uribismo en Colombia, la derechización de una parte de la sociedad y la propaganda del miedo que tejieron contra Petro los grandes medios de comunicación.

Andrés Felipe Ortega, docente de la Escuela de Política de la Universidad Sergio Arboleda, opinó que es un triunfo histórico de la izquierda política llegar a segunda vuelta, cuyo programa de gobierno ha calado en gran parte de la población.

Para Miguel Silva, docente de Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana, Petro armó una campaña novedosa con la que logró una gran identidad entre sectores amplios de la sociedad que buscan un cambio de fondo en las instituciones.

‘El país ha cambiado y Petro logró capitalizar esa rabia e indignación de una gran parte de la población colombiana’, subrayó.

El 17 de junio medirán fuerzas en Colombia los exponentes de dos modelos de país muy diferentes.

agp/tpa