Bogotá, 30 may (PL) Poco más de mil 200 empleados de la represa de Hidroituango, en el departamento colombiano de Antioquia, fueron evacuados en las últimas horas debido a deslizamientos en la montaña que sostiene la obra.

Paralelamente, las autoridades antioqueñas decidieron decretar la alerta roja en varios municipios localizados aguas abajo del embalse, ante el temor de una avalancha por la crecida del río Cauca si llegaran a producirse derrumbes que afecten el proyecto energético.

Jorge Londoño, gerente del grupo Empresas Públicas Medellín, a cargo de la construcción de Hidroituango, dijo que la peor variante que pudiera sobrevenir es una obstrucción del vertedero, lo que llevaría a un rebosamiento de la presa.

‘En este momento estamos en máxima alerta viendo lo que pasa en la parte alta de la montaña. Hay alarma dentro del proyecto y en las comunidades aguas abajo’, alertó Londoño.

En los últimos días se han presentado movimientos continuos en la montaña, los que han sido detectados por los sistemas de monitoreo con radares.

Hace apenas dos semanas Hidroituango estuvo en peligro de colapsar, luego que la crecida del Cauca inundó la sala de máquinas de la central y obstruyó uno de los túneles del proyecto.

La emergencia pudo controlarse con el apoyo de expertos nacionales e internacionales, pero el comportamiento del macizo parece ahora impredecible.

Iniciado en 2010, Hidroituango es el proyecto hidroeléctrico más grande en la historia de Colombia. Está concebido para generar un total de dos mil 400 MW, equivalentes a 17 por ciento de la demanda energética del país.

arc/tpa