El 15 de agosto se presentará la candidatura de Lula da Silva ante la justicia electoral.

En más de 70 ciudades de Brasil se llevan cabo diversos actos y actividades por el lanzamiento de la precandidatura de expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de cara a los comicios que se celebrarán el próximo mes de octubre.

Pese a que Lula se encuentra en prisión en la cárcel de Curitiba desde el 7 de abril, el Partido de los Trabajadores (PT) ratificó que el expresidente será su candidato.

El 15 de agosto, el PT oficializará su candidatura ante la justicia electoral.

Los manifestantes consideran que Lula es la solución a los problemas que atraviesa el país suramericano y han realizado actos multitudinarios en diversas localidades de Brasil para exigir su liberación.

En este contexto, los camioneros de Brasil este domingo suman siete días de protestas por los altos precios del combustible a pesar de ser un país productor de petróleo. Durante su presidencia, Michel Temer ha aumentado este rubro más de 200 veces.

El pasado 25 de enero Lula se ratificó como el aspirante a la presidencia por parte del PT, “la intención de mi precandidatura no es protegerme, sino para gobernar y recuperar Brasil”, dijo.

El exmandatario de Brasil continúa a la cabeza de todas las encuestas de cara a las elecciones presidenciales de octubre, a pesar de haber sido condenado a 12 años y un mes de cárcel por delitos de corrupción pasiva.

El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre (TRF4) condenó a Lula por un supuesto caso de corrupción, sin pruebas contundentes de su culpabilidad. A raíz de este hecho Lula denunció en varias ocasiones persecución política en su contra, y se han realizado multitudinarias manifestaciones para exigir su libertad.