Washington, 26 may (PL) Documentos desclasificados por el Departamento norteamericano de Estado confirmaron hoy que el expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010), tuvo nexos con el narcotráfico, a pesar de que siempre lo negó.

Sin embargo, Uribe durante su mandato fue uno de los principales aliados de Estados Unidos y extraditó a ese país a varios sospechosos de traficar con estupefacientes, además de que contribuyó a expandir los programas de eliminación de la hoja de la coca con sustancias químicas en la nación suramericana.

Los cables fueron obtenidos y publicados por la organización National Security Archive, un grupo sin fines de lucro, en momentos en que el candidato escogido por Uribe, Ivan Duque, de su partido Centro Democrático (CD) encabeza las encuestas para las elecciones del domingo en su país.

Duque tenía vínculos con los cárteles de la droga colombianos, de acuerdo con informes que reseñan reuniones entre 1992 y 1995 del exmandatario con funcionarios estadounidenses.

Así lo confirman además datos proporcionados por personalidades colombianas que lo conocían bien, quienes aseguran que el Partido Liberal, la organización política en la que Uribe militó, tenía negocios con los principales carteles de la droga, incluso con el connotado narco Pablo Escobar.

Un informe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA) desclasificado en 1991 señala a Uribe como uno de los 100 principales narcos de Colombia y asegura que él era amigo cercano de Escobar, quien murió enfrentamiento con la policía en 1993 después de escaparse de la prisión donde estaba 1991.

Mediante un video en las redes sociales, Uribe negó estas alegaciones y las calificó de noticias falsas ‘en un período electoral y sin ningún tipo de pruebas’.

pgh/rgh