Moscú, 12 may (PL) Rusia denunció hoy las amenazas proferidas contra sus diplomáticos por veteranos de la operación bélica contra la población sublevada en el Donbás, durante un foro sobre noticias falsas en el comité de Información de la ONU.

Personas vestidas de camuflajes profirieron insultos y amenazas contra personal de nuestra Cancillería que participó en el referido evento, indicó la vocera de esa dependencia rusa, María Zajárova, quien afirmó que de inmediato se informó a la dirección del citado comité de la ONU.

La delegación rusa denunció, al término de los debates sobre cómo contrarrestar las noticias falsas, la existencia de la referida amenaza, pero evitó especificar país alguno, señaló la portavoz.

Sin embargo, la delegación ucraniana, que invitó a los veteranos a esa discusión, más bien destacó que fueron ellos quienes ‘advirtieron’ a los funcionarios rusos y aseguraron que ello formaba parte de un programa coordinado con el mencionado comité de Naciones Unidas, aclaró Zajárova.

Pero la dirección del comité de Información negó en varias ocasiones algún conocimiento de que se iba a realizar esa especie de boicot contra Rusia en los pasillos de la ONU, subrayó.

De esa forma, resultó que en un foro destinado a analizar como contrarrestar las informaciones falsas, Ucrania hizo todo lo contrario y se dedicó a engañar a los funcionarios de Naciones Unidas y a otros países, denunció la diplomática rusa.

La víspera, una diputada de la Rada Suprema (parlamento unicameral ucraniano) demandó al gobierno el refuerzo con unidades militares de la línea divisoria entre Ucrania y la península de Crimea que regresó a la jurisdicción rusa, tras un referendo de independencia en marzo de 2014.

Para la jefa del comité de Relaciones Internacionales de la Rada, Anna Gopko, Moscú realiza acciones de provocación y ello necesita una adecuada respuesta a las amenazas, a tenor con una ley que sitúa a Rusia como país agresor y a Crimea como zona ocupada.

Sin embargo, en los últimos tiempos las autoridades ucranianas realizaron una amplia campaña para incitar a la violencia en la demarcación con Crimea, incluidos llamados a intentar una ocupación por la fuerza de ese territorio y acciones agresivas contra los crimeos.

jcm/To/cvl