Kabul, 3 may (PL) Casi 190 civiles murieron y más de 300 resultaron heridos en abril en Afganistán como resultado de la guerra que azota a esta nación musulmana, reveló hoy la ONG Grupo de Defensa y Protección Civil.

Según un comunicado del grupo, la mayoría de las víctimas fueron contabilizadas en esta capital, sacudida por sistemáticos ataques y atentados suicidas.

La cifra es superior a marzo, cuando 443 civiles murieron o sufrieron diversos grados de lesiones.

Pese a los intentos del gobierno afgano y de las fuerzas extranjeras, presentes en el país desde la invasión de Estados Unidos en 2001, los grupos armados, en especial los talibanes, mantienen una amplia presencia en el territorio nacional.

Precisamente, la Dirección Nacional de Seguridad afgana anunció este jueves que frustró dos ataques terroristas contra el ministerio del Interior y el hospital Amanullah Ghazi, ambos ubicados en Kabul.

Ayer la oficina del Inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán, órgano dependiente del Congreso norteamericano, reveló que el ejecutivo de Ashraf Ghani apenas controla 229 de los 407 distritos del país, que representan el 56,3 por ciento del territorio nacional.

Mientras, los talibanes son el poder de facto en 59 distritos (14,5 por ciento), aunque tienen presencia en los 119 restantes (29,2 por ciento).

La pasada semana el Talibán anunció su rechazo a una oferta de diálogo propuesta por Ghani y el inicio de su ofensiva anual de primavera, bautizada en esta ocasión como Al Khandaq.

pgh/rob