Teherán, 8 abr (PL) El presidente Donald Trump es el principal culpable de las oportunidades perdidas por los estadounidenses para entrar e invertir en el mercado iraní, señaló el ministro del Petróleo, Biyan Namdar Zangane.

Las compañías estadounidenses hubieran conseguido un mercado de unos 80 millones de consumidores, al aplicarse el convenio nuclear suscrito Irán-G5+1, pero las amenazas de Trump dieron marcha atrás a esa posibilidad, dijo Zangane en declaraciones al The Wall Street Journal, citado hoy aquí.

La publicación norteamericana reflejó en un reciente informe cómo piensa el magnate republicano renegociar el pacto sellado entre el gobierno del país persa y el G5+1(Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania).

En enero, Trump aseguró que Washington se retirará del conocido oficialmente como Plan Integral de la Acción Conjunta (JCPOA, en inglés) si no había modificaciones e imponían más restricciones al programa defensivo iraní de misiles.

Sin embargo, el Jcpoa no contempla relación alguna con el sistema disuasivo iraní de defensa y solo se refiere a restricciones impuestas sobre el tema nuclear, a cambio de las cuales habría un alivio en las sanciones económicas contra Teherán.

‘Las empresas estadounidenses pudieron conseguir beneficios de no existir presiones para que no entren en el mercado de Irán’, según el titular.

Temores a más sanciones mantienen a raya a compañías estadounidenses que perdieron terreno ante fabricantes de automóviles como Renault y Peugeot o la transnacional Total, precisa The Wall Street Jornal en el reporte que cita a Zangane.

Lo estipulado en el pacto nuclear sellado en 2015, permitió a muchas empresas reingresar o retornar al mercado iraní, aunque para las norteamericanas continúa vedado, expresó el ministro. lma/arc