La Paz, 8 abr (PL) El presidente Evo Morales expresó hoy su solidaridad y la del pueblo boliviano por el exmandatario brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva, quien deberá enfrentar una condena de más de 12 años de prisión por supuestos cargos de corrupción.

Durante la inauguración de la primera Planta Fotovoltaica en el departamento de Tarija, Morales manifestó su apoyo a Lula y planteó que lo que sucede con el antiguo dirigente sindical es la injusticia del siglo XXI, cuyo peor delito fue ser nuevamente candidato a la presidencia de Brasil y ganador.

‘Cuando surgen presidentes de izquierda que se oponen al saqueo (de los recursos naturales) vienen esta clase de golpes’, aseveró en relación a lo sucedido con todos los gobiernos progresistas y de izquierda de Latinoamérica, los cuales han sido boicoteados por el imperio estadounidense.

Refirió Morales, que Estados Unidos implantó su política de escarmiento y de miedo para frenar la unidad e integración de los países de la región en la lucha contra el Área de Libre Comercio de las Américas.

El dignatario de la nación andino amazónica inauguró esta jornada la primera Planta Fotovoltaica de Tarija, en el marco de las jornadas de celebración por el 201 aniversario de ese departamento boliviano.

La planta, ubicada en el municipio de Yunchará y con un costo de construcción de 79,4 millones de bolivianos (unos 11 millones 490 mil 593 dólares), está conformada por 19 mil 152 paneles solares emplazados en 12 hectáreas y generará una potencia de cinco megavatios de energía al Sistema Interconectado Nacional.

Agregó, que a nivel nacional se producen dos mil 100 megavatios y el consumo en los días altos llega a mil 500, por lo cual se obtiene una reserva de 600 megavatios, que para el próximo año está previsto llegar hasta los mil megavatios de reserva.

Este propósito consolida el deseo de convertir a Bolivia en el centro energético de Sudamérica, nación que para el 2019 exportará los primeros 100 megavatios a Argentina, informó el mandatario.

mem/amm