España había solicitado la extradición del expresidente de la Generalitat.

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, el tribunal alemán encargado de decidir sobre la extradición de Carles Puigdemont a España, ha decidido dejar en libertad bajo fianza al expresidente de la Generalitat de Cataluña, tras haber descartado el delito de rebelión que le imputó recientemente la fiscalía alemana, según informa la Agencia Efe.

Según el comunicado del tribunal, la imputación del delito de rebelión es “inadmisible” en este caso, aunque sí podría caber el tipo penal de malversación de fondos públicos, razón por la cual el proceso de extradición continúa.

La Audiencia Territorial alemana argumenta que “los actos que se le imputan [a Puigdemont] no serían punibles en Alemania según la legislación vigente aquí”, y atribuyen a ese motivo que no pueda efectuarse la extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español.

En Alemania existe el delito de alta traición, pero el tribunal no lo considera compatible con esta causa al entender que no se cumple uno de los requisitos necesarios para su aplicación: el de la “violencia”.

La fianza impuesta a Puigdemont asciende a 75.000 euros.

Primeras reacciones

Las primeras reacciones no se han hecho esperar. Una de las primeras ha sido la del abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, que ha manifestado a través de Twitter que “siempre he dicho que mantenía plena confianza en la justicia alemana”:

También el vicepresidente primero del Parlamento de Cataluña, Josep Costa, se ha manifestado: “En Alemania hay justicia”. También ha querido hacer llegar un agradecimiento a las personas que han contribuido para pagar la fianza de Puigdemont. “Puigdemont, nuestro presidente. Libertad presos políticos”, ha dicho en Twitter según ha recogido Europa Press.