Moscú, 1 abr (PL) Rusia denunció hoy los intentos de Occidente de boicotear el Mundial de Fútbol, con el pretexto del supuesto ataque químico contra el doble agente Serguei Skripal, en la ciudad inglesa de Salisbury.

Para Occidente, es una especie de sueño dorado, su principal objetivo, declaró la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, al comentar las acciones de Occidente para expulsar a más de 140 diplomáticos de esta nación.

Tengo la impresión de que es algo así como la expresión rusa de dejar todo de tal forma que ‘no crezca la hierba’, así parece ser el propósito, de desaparecer el Mundial de Fútbol de Rusia, comentó la funcionaria al ‘Quinto canal’.

Todo se concentra en ese balón para impedir que, ni quiera Dios, logre tocar el campo de fútbol ruso, expresó en tono irónico la portavoz.

A principio de marzo pasado, el diario The Times admitió la posibilidad de que Estados Unidos y Europa tomaran la decisión de boicotear el Mundial de Fútbol, si se demostraba la implicación rusa en el caso de Skripal.

Luego, Islandia, Dinamarca y Suecia consideraron posible participar en el referido boicot, señala la prensa local.

Zajarova consideró que la negativa desde un primer momento de Londres a responder a varias peticiones de Moscú para colaborar en el caso de Skripal o para contener información de lo sucedido abre sospechas sobre la implicación británica en el hecho.

Nosotros carecemos aún de alguna notificación oficial de lo sucedido en Salisbury, la única información con que contamos nos llegó ayer y se refiere a la mejora de las condiciones de salud de Julia, la hija de Skripal, también afectada el pasado 4 de marzo.

mem/to