Líderes de latinoamérica se solidarizaron este miércoles con el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ante los disparos en contra de dos autobuses de su caravana, hecho ocurrido el pasado martes.

La exmanadataria de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner fue una de las primeras en pronunciarse a través de la red social Twitter en la que escribió: “Como no les alcanza con la persecución política y judicial ni con la campaña de desprestigio permanente de los medios, ahora van por la violencia. ¡Fuerza, Lula!”.

Dos autobuses de la caravana de Luiz Inácio Lula da Silva fueron atacados el pasado martes con armas de fuego en el sur de Brasil. Una de las unidades de la comitiva, que transportaba a periodistas, recibió dos tiros y el otro que llevaba invitados fue impactado por un disparo. El ataque no dejó heridos.

Ante estos hechos, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, también expresó su repudio al ataque a la caravana.

“Nuestra solidaridad con el compañero Lula y su caravana por la paz, la alegría, la victoria, que acaba de ser atacada a balazos por aquellos que no nos pueden derrotar en las urnas”, señaló Correa, recoge este miércoles Telesur.

Al respecto, la presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff informó que denunciará tanto en su país como en instancias internacionales esta agresión, porque “estos ataques no van a intimidar a demócratas y militantes políticos”.

“El fascismo es intolerable y será denunciado por todos nosotros, que creemos en la justicia social y en la política como instrumento de transformación de la realidad”, agregó.

Por su parte, Lula mencionó que la violenia registrada no detendrá su paso por el sur del país.

“Los poderosos pueden matar una, dos o tres rosas, pero jamás podrán detener la llegada de la primavera”, dijo el exmandatario, quien culminará este miércoles la cuarta etapa de su caravana en la ciudad de Curitiba, Paraná, como se tenía previsto.

La cuarta caravana de Lula, desde su inicio el pasado 19 de marzo en la localidad de Rio Grande do Sul, ha sido víctima de ataques por grupos de extrema derecha.

La “Caravana Lula por Brasil” inició su etapa desde el 17 de agosto hasta el 5 de septiembre de 2017, tras recorrer nueves estados del noreste del país y visitar 58 ciudades. Posteriormente, del 23 al 30 de octubre visitó siete regiones y 21 ciudades del estado de Minas Gerais. Mientras que la tercera etapa transcurrió entre el 4 y el 8 de diciembre pasado en el Estado de Río de Janeiro.