Por Ernesto Hernández Lacher

La Paz, 21 mar (PL) El presidente Evo Morales ya está en su patria tras acompañar durante dos días al equipo jurídico que representa a Bolivia en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde se dirime la demanda de reivindicación marítima contra Chile.

Tras su arribo el pasado sábado a esa ciudad de los Países Bajos, Morales cumplió una fuerte agenda de trabajo que incluyó conferencias de prensa en las que mostró respeto y confianza en el tribunal y subrayó que la responsabilidad histórica de su país y de Chile de forjar soluciones que les permitan inaugurar una nueva era de paz, de integración y de convivencia armónica.

El jefe de Estado recalcó que el equipo logró demostrar todas las promesas que Chile ha realizado a Bolivia para negociar una salida al mar y que la Corte deberá juzgar para su cumplimiento correcto y de buena fe a través de negociaciones mutuamente beneficiosas en las que ambas naciones sean ganadores.

Nunca hemos renunciado a buscar un acceso soberano al mar, una solución negociada al problema que envuelve a ambos países, enfatizó Morales en La Haya luego de comentar en síntesis los múltiples trámites, acontecimientos y ocasiones en que se ha planteado este tema entre las partes.

Entretanto, en La Paz, decenas de personas, encabezadas por el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, protagonizaron en la Plaza Murillo, manifestaciones de apoyo popular a la centenaria causa marítima.

El político refirió que, a diferencia de lo que pasó con otros países que acudieron a la Corte para tratar aspectos colaterales, Bolivia está yendo a tratar ‘el corazón de su vida, el núcleo fundamental de su existencia’.

En otras plazas del país se realizaron actos similares donde los asistentes presenciaron el segundo día de exposiciones orales de Bolivia a través de pantallas gigantes.

Similares vigilias se realizaron en el exterior, donde residentes bolivianos siguieron los argumentos de su país ante el principal tribunal de la ONU.

Las audiencias orales recesan hoy y se retomarán el jueves y viernes con la intervención del equipo que representa a Chile.

Bolivia perdió su acceso al mar tras la Guerra del Pacífico (1879-1883), un conflicto desatado por problemas relacionados con la economía y de territorios.

agp/ehl