Moscú, 10 feb (PL) El presidente ruso, Vladimir Putin, exhortó hoy por teléfono al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a evitar una nueva escalada bélica en Siria, tras un ataque de la aviación sionista contra ese país levantino.

‘La parte rusa se pronunció por evitar cualquier paso que pueda llevar para todos a una nueva y peligrosa escalada bélica en la región’, indicó el Kremlin.

En Tel Aviv, el servicio de prensa de Netanyahu señaló que se acordó coordinar en lo adelante las acciones militares entre Moscú y Tel Aviv en Siria.

Damasco denunció que la agresión de la fuerza aérea sionista estuvo dirigida contra al menos 12 posiciones, incluidas cerca de esa capital y contra una instalación donde se encuentran los drones empleados por el Ejército Árabe Sirio (EAS) para combatir a los grupos terroristas.

En las últimas semanas, las tropas gubernamentales sirias lograron importantes avances para cercar a fuerzas del antiguo movimiento terrorista Jabhat an Nusra en la provincia de Idlib.

Los argumentos de Tel Aviv de que su ataque masivo, con empleo de varios aviones de combate, incluido un F-16 que el mando sirio afirma destruyó con sus sistemas antiáereos, fue el supuesto vuelo de un dron iraní en las Alturas del Golán, territorio sirio ocupado por Israel.

Teherán consideró irrisorias las acusaciones emitidas por el mando israelí que en otras ocasiones atacó posiciones del EAS, bajo el pretexto de la autodefensa.

Medios de prensa locales recuerdan que Tel Aviv viola varias resoluciones de Consejo de Seguridad de la ONU sobre la necesidad de devolver territorios ocupados en Cisjordania y Las Alturas del Golán sirio.

Rusia mantiene desplegada parte de su aviación de combate en la base aérea de Jmeimim, en la provincia siria de Latakia, y prepara una base naval en el centro de suministro marítimo de Tartus.

En septiembre de 2015, el gobierno sirio solicitó a Rusia ayuda para emplear su aviación en el combate contra los grupos terroristas.

lma/To