Lima, 28 ene (PL) La canciller peruana, Cayetana Aljovín, planteó hoy condiciones a las elecciones generales convocadas en Venezuela, mientras la líder progresista Verónika Mendoza dijo que ese pueblo debe decidir su propio destino.

La ministra, cuya designación reciente recibió críticas por su nula experiencia en materia de relaciones internacionales, dijo que deben darse todo un conjunto de condiciones para reconocer al próximo gobierno de Venezuela. Hoy por hoy, el proceso electoral ‘no calzaría en ese conjunto de condiciones’.

Por su parte, consultada sobre la situación venezolana, Mendoza dijo que se debe esperar las elecciones democráticas venezolanas, con acompañamiento internacional, en las que el pueblo de es país pueda decidir su propio destino, sin injerencias externas.

En una entrevista con el diario conservador El Comercio, Aljovín ratificó la exigencia del grupo de Lima -bloque de gobiernos afines a la oposición venezolana- de rechazar la convocatoria de esos comicios y sostuvo que la crisis de la nación bolivariana tiene carácter regional por la creciente emigración de venezolanos a países vecinos.

Sobre el tema, ratificó la política gubernamental que, por consideraciones políticas, alienta y da facilidades excepcionales a los migrantes venezolanos para que ingresen a Perú.

Según opiniones registradas en redes de Internet, como la del congresista Justiniano Apaza, tal ingreso no debe ser indiscriminado porque satura la demanda de empleo, frente a una oferta deficitaria en Perú, por lo que debe haber filtros.

Al respecto, la legisladora progresista Marisa Glave señaló que esas facilidades deben en cambio extenderse a todos los latinoamericanos.

‘Debiéramos pedir el mismo trato a todos para acceder a nuestro país; deberíamos aspirar al libre acceso no sólo en el Perú sino como política regional’, apuntó.

De otro lado, Aljovín se abstuvo de definiciones ante una campaña derechista que pretende excluir a Venezuela de la Cumbre de las Américas, a realizarse en abril próximo aquí.

‘El Perú es el anfitrión y, como práctica internacional, tiene que invitar a todos los países’, dijo y, ante una repregunta sobre la posibilidad que el presidente Nicolás Maduro acepte la invitación, solo dijo que no ha recibido ninguna respuesta al respecto.

‘No puedo dar ninguna opinión porque no he recibido ninguna respuesta formal. Mal haría en adelantarme a algo que no ha sucedido’, añadió y que ‘no hay ninguna acción que podamos tomar’.

Preguntada sobre si depende de Perú recibir al gobernante bolivariano, solo dijo que ‘La Cumbre de las Américas es una cumbre de países, no de gobiernos. Aunque al final el país anfitrión sí tiene una palabra al respecto’.

pgh/mrs