Brasilia, 23 ene (PL) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ratificó hoy en la ciudad de Porto Alegre su intención de proseguir batallando por asegurar el respeto y la dignidad de todos los brasileños.

Cualquiera que sea el resultado (del juicio en segunda instancia a que será sometido mañana en esa urbe) ‘continuaré luchando para que las personas tengan respeto y dignidad’, aseveró el exdignatario ante decenas de miles de ciudadanos congregados en la Esquina Democrática de la capital del Estado de Río Grande del Sur.

El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF4), con sede en Porto Alegre, juzgará este miércoles la apelación presentada por la defensa de Lula contra la condena a nueve años y medio de cárcel dictada en julio del pasado año por el juez Sergio Moro, por los presuntos delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

En su discurso de hoy, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) aseguró tener ‘abogados competentes que ya probaron mi inocencia’ e insistió en estar calmado por tener ‘la tranquilidad del inocente’.

Lula rememoró los logros de los gobiernos del PT y manifestó su inconformidad con la política sumisa y entreguista del gobierno surgido del golpe de Estado contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff, el cual habla grueso con Bolivia, pero lo hace como ‘un gatito’ cuando es con Estados Unidos.

Denunció además que están vendiendo una estabilidad económica que no existe, porque ésta depende de un presupuesto básico: la credibilidad del gobierno, de la cual adolece el que encabeza Michel Temer.

Yo no necesito del mercado, sino de empresas productivas, de una agricultura familiar sólida y de que el pueblo participe para que podamos recuperar este país, subrayó.

Refiriéndose a las elecciones presidenciales de octubre próximo -de la cual ha advertido insistentemente en que pretenden excluirlo mediante maniobras judiciales- aseveró que la derecha no tiene candidato; ‘están intentando construir uno y aceptan cualquier cosa menos a Lula’, sostuvo.

El TRF4 juzgará mañana la apelación presentada por la defensa del exdignatario contra la sentencia proferida por Moro el caso relativo a un apartamento en la región del litoral de Sao Paulo, cuya propiedad es atribuida a Lula sin que exista ninguna prueba de ello.

La pena fue dictada sin que ‘ninguna evidencia creíble de culpa fuera producida, mientras las pruebas abrumadoras de su inocencia fueron descaradamente ignoradas’, señalaron en su momento los abogados Cristiano Zanin Martins y Valeska Teixeira Zanin Martins.

Por más de tres anos, subrayaron, Lula ha sido objeto de una investigación que dejó en claro de comienzo a fin del proceso el sesgo y la motivación política de Moro, cuyo juzgamiento ‘avergüenza a Brasil’ al ignorar evidencias sólidas de su inocencia y al mismo tiempo violar continuamente derechos humanos básicos y del proceso legal.

lma/mpm