Por Luis Beaton

Caracas, 21 ene (PL) El presidente Nicolás Maduro respondió con jugadas brillantes, sorprendentes y fulminantes a los retos del ajedrez político planteando en el tablero de Venezuela por sectores que adversan a su gobierno.

El analista Roberto Hernández Montoya, presidente del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg) así lo expresa hoy cuando plantea que ‘quien ha estudiado ajedrez ha visto que un signo de admiración (!) distingue una jugada sorprendente, brillante y fulminante. El oponente abandona porque no puede evitar el jaque mate’.

Hernández valora varias respuestas bolivarianas recientes, en especial durante 2017, y estima que la más espectacular fue la convocatoria a la Constituyente. ‘Nadie se la esperaba, plantea, y @NicolasMaduro se la sacó de la manga cuando ya no se daba un billete de 100 por la revolución’.

‘Vino la votación, tan abrumadora y heroica -amenazaron con violencia en el contexto de 121 días de gente incinerada viva-, que el terrorismo cesó abruptamente’, subrayó.

Así suelen hacer las guarimbas que, como sabes, son ‘espontáneas’, pero de repente se quedan más quietas que caucho de repuesto, todas a la misma hora en todo el país, señala.

¿Responden a un comando central? Es por una duda que tengo. Fue un golpe noble para la ultraderecha, a la que solo mantiene en pie su infatigable arrogancia, apenas comparable con su nulidad engreída, su reputación consagrada y con su sumisión infinita al imperio, que ni los perritos alfombreros de Kuczynski (presidente del Perú), pregunta el analista.

Hernández considera que otro movimiento magistral de esa partida de ajedrez fue El Petro. ‘Nadie lo imaginaba y merece un enorme signo de admiración. ¿Cómo fue que los chaburros y maburros fueron capaces de tamaña tecnología?, indica.

Tanto posgrado y tanto Harvard y todavía la dirigencia opositora no entiende nada. Delsa Solórzano, diputada opositora, pregúntase cómo van a reducir un barril de petróleo de latón al tamaño de una moneda, señala en referencia a sectores opositores que tratan de desacreditar y evitar la consumación de algo que puede y debe salvar al país, según reputados comentaristas.

Hernández sostiene en su comentario que el dólar se está desbarrancando y el petro puede ser el puntillazo definitivo para que no siga sufriendo.

En esta partida del ajedrez venezolano donde el pueblo y su gobierno se enfrentan a la derecha y sus apoyos externos, en especial la Casa Blanca, hay otras jugadas maestras: el carnet de la patria, el Plan de la Patria discutido en la calle, Tarek (William Saab) en el Ministerio Público, para que ejecute otra jugada maestra: controlar la corrupción endógena. Y exógena!, precisa.

jcm/lb