En su mensaje Carles Puigdemont recordó que este 1 de enero se cumplen tres meses del referendo independentista del pasado mes de octubre

El presidente destituido de Cataluña, Carles Puigdemont envió un mensaje a traves de su cuenta twitter en el que ha recordado que “en España hay presos políticos por defender sus ideas” y ha reclamado su libertad.

Desde su exilio en Bélgica, Puigdemont recordó  que hace tres meses del 1 de octubre, se celebró el referéndum sobre la independencia catalana, y agradeció “la valentía de tantos para hacer realidad el sueño de la República catalana”.

La puesta en libertad de los políticos independentistas catalanes Oriol Junqueras, Joaquím Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart se ha convertido en una consigna del independentismo que Puigdemont ha enarbolado en no pocas ocasiones desde que la Justicia los ingresase en prisión y denegase, al menos hasta el momento, sus recursos para recobrar la libertad.

En contexto

El pasado 27 de octubre de este año el Parlament declaró la independencia de Cataluña, tras obtener un total de 70 votos a favor por parte de los miembros del organismo.

Tras el anuncio de la independencia de la región, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pidió aplicar el 155 a fin de quitarle la soberanía a Cataluña, disolver el Parlament y convocar a elecciones.

Por ello, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aclaró que se respeta “el mandato del pueblo de Cataluña de ser independiente”; sin embargo, solicitó la suspensión de la declaración de independencia para emprender un diálogo y así llegar a una solución acordada.

Carles Puigdemont se encuentra exiliado en Bélgica. Efe
Entre las medidas aplicadas por España para evitar la continuidad del proceso independentista, la Justicia española ordenó el encarcelamiento de las autoridades catalanas, entre ellas el jefe de la policía, Josep Lluís Trapero, así como los dirigentes Jordi Cuixart y Jordi Sánchez; todos acusados por sedición.

La Fiscalía General de España presentó una querella en contra de Puigdemont por los delitos de rebelión, sedición, malversación y delitos conexos, cargos que conllevan hasta 30 años de cárcel. Ante esto, el presidente destituido se desplazó hacia Bélgica junto a otros integrantes del Gobierno.