Lima, 26 dic (PL) Otros dos funcionarios gubernamentales renunciaron hoy por su desacuerdo con el indulto al exgobernante Alberto Fujimori, mientras círculos políticos plantean la posibilidad de otras dimisiones de ministros por esa causa.

A ello se agregó una posible denuncia de la bancada del progresista Movimiento Nuevo Perú (MNP) contra la primera ministra Mercedes Aráoz y el titular de Justicia, Enrique Mendoza, por haber mentido la semana pasada al negar que el raudo procedimiento estaba en marcha.

Lo polémico del perdón otorgado ocasionó que, además del director de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Roger Rodríguez, renuncien dos funcionarios de la misma cartera, también por oponerse al indulto presidencial decretado el domingo último.

El secretario de la Comisión sobre paz, reparación y reconciliación, Daniel Sánchez, y la responsable del Programa de Reparaciones a víctimas de la violencia interna de décadas pasadas, Katherine Valenzuela, son los nuevos renunciantes.

Rodríguez argumentó que la sucesión de eventos -antes del indulto, una fracción fujimorista que impidió la destitución parlamentaria del presidente Pedro Pablo Kuczynsk- determinan que el supuesto estado de salud grave de Fujimori carezca de verosimilitud.

Agregó que durante el proceso de un anterior pedido de indulto para el exgobernante ‘fui testigo de excepción de cómo también, aunque sin éxito, se pretendió manipular la realidad’ para obtener el perdón del entonces presidente Ollanta Humala.

La funcionaria Sánchez, por su parte, consideró insostenible, ‘en un contexto vergonzoso, representar a una oficina que dialoga permanentemente con las víctimas’.

Valenzuela igualmente anunció su dimisión porque no podría representar al Ministerio de Justicia ante familiares de desaparecidos o de una comunidad arrasada por la violencia.

Por otra parte, diversas fuentes cercanas al Ejecutivo señalan que los ministros de Defensa, Jorge Nieto, y Cultura, el famoso actor Salvador del Solar, conocidos por su oposición previa al indulto, también dejarían sus cargos.

Los trascendidos los dan como posibles reemplazados como parte de los cambios en el gobierno anunciados por el presidente Kuczynski, tras salvarse de la destitución por sospechas de corrupción en antiguos vínculos con la empresa brasileña Odebrecht, pendientes de investigación.

oda/mrs