Por: gvera

Caracas, 24 de diciembre de 2017.- El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, expresó este sábado su tristeza tras enterarse de la pérdida de vidas y de los estragos causados por la tormenta tropical Tembin, que asoló la isla de Mindanao en Filipinas.

La tormenta, conocida localmente como “Vinta”, dejó a más de 75 personas muertas. Docenas más están desaparecidas, mientras miles han tenido que dejar sus hogares. El temporal ha dañado casas e infraestructuras y se mantiene vigente la amenaza de deslizamientos de tierra, reseña la ONU en su portal web.

En un comunicado de su portavoz, Stéphane Dujarric, el titular de la ONU ofrece sus más sentidas condolencias a las familias de las víctimas y desea una pronta recuperación a los heridos. Asimismo, saluda los esfuerzos de los equipos de rescate y reconstrucción, así como los voluntarios que trabajan en condiciones difíciles.

“Las Naciones Unidas están listas para apoyar a las autoridades locales y nacionales, más allá de la ayuda que ya están proporcionando los socios humanitarios”, indico.