Caracas, 19 Dic. AVN

Las autoridades venezolanas desarticularon el Cartel del Malecón, organización delictiva que se dedicaba al tráfico ilícito de drogas desde Colombia hacia República Dominicana, haciendo puente en Venezuela, informó este martes el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

Este cartel era dirigido por Yoel Palmar, de nacionalidad venezolana y dueño del Casino Malecón Palace ubicado en Santo Domingo, República Dominicana, y detenido el 11 de diciembre en Bogotá, Colombia.

Detalló el fiscal que Palmar contó con la protección de la anterior gestión del Ministerio Público, liderada por Luisa Ortega y su equipo, “y las pruebas están en dos casos previos en que se vinculaba a Palmar con droga incautada en República Dominica” en los que se “solicitó la omisión de su nombre”.

El primer caso se refiere a la incautación el 17 de marzo de 2015 de una avioneta en República Dominicana con 450 kilos de cocaína, que despegó desde Venezuela, y el segundo es la detección en marzo de 2016 en La Romana, República Dominicana, de 349 panelas de cocaína transportadas en una avioneta que había partido del Aeropuerto Jacinto Lara de Barquisimeto.

“Ambos casos están en fase de juicio y la anterior gestión nunca quiso involucrar a Palmar, aunque había indicios claros de que él era el propietario de esa droga”, subrayó.

Explicó el funcionario que el proceso de desarticulación comenzó el 30 de octubre durante la incautación de 140 panelas de cocaína (aproximadamente 140 kilos) en el Aeropuerto de Las Américas, en Santo Domingo, las cuales fueron transportadas en cuatro maletas que viajaban en el vuelo 2966 de la aerolínea Laser.

Mediante esta investigación, el MP aprehendió a 13 personas, entre las que destacan el coordinador de seguridad y el de plataforma de la Aerolínea Laser, el auxiliar de plataforma de la empresa Gleco, funcionarios de comandos especiales, un teniente adscrito a la división antidrogas de Maiquetía y especialmente un ciudadano de nombre Jefrie Rojas, “financista de esta organización criminal” y cuyos delitos a imputar son: tráfico agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas – modalidad de transporte y asociación.

La captura se logró gracias a las labores de investigación realizadas con aprobación del tribunal quinto de control del estado Vargas, que interceptó una llamada telefónica. Esto “permitió vincular a otras cinco personas de la organización criminal y logró determinar que Yoel Palmar era el financista y dueño de la droga”.