Madrid, 18 dic (PL) Los principales partidos secesionistas de Cataluña cuestionaron hoy la independencia de la justicia en España, tras unas declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría en las que presumió de descabezar el independentismo.

Durante una comparecencia en el Senado, la vicemandataria recibió duras críticas de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y del Partido Demócrata Europeo Catalán (Pdecat) por atribuir al ejecutivo de Mariano Rajoy haber acabado con los líderes de ambas fuerzas.

En un mitin para pedir el apoyo al Partido Popular (PP) en las elecciones catalanas del próximo jueves, Sáenz de Santamaría se jactó de que fuera la administración de Rajoy la que dejara sin referentes a ERC y a JxC, marca con la que el Pdecat concurre a esos comicios.

Aludió así al encierro en prisión de Oriol Junqueras, líder de ERC (republicanos de izquierda), y al expresidente de Cataluña y máximo dirigente de JxC, Carles Puigdemont, quien a finales de octubre viajó a Bélgica luego de ser destituido por Madrid.

‘Vaya patraña que nos cuentan cuando hablan del Estado de derecho y vaya farsa cuando hablan de la separación de poderes’, denunció el portavoz de Esquerra en el Senado, Miguel Ángel Estradé, quien reprochó las polémicas afirmaciones de la vicepresidenta.

Luego de defender el derecho de autodeterminación de Cataluña, Estradé advirtió que la solución al grave conflicto territorial en esa comunidad autónoma no llegará mediante la aplicación del Derecho Penal.

Arremetió contra el gobierno del conservador PP por recurrir de manera irresponsable a la amenaza, la represión, el encarcelamiento y a la disolución de las instituciones catalanas para frenar las apetencias separatistas en esa rica región de 7,5 millones de habitantes.

En lugar de hacer política con mayúsculas, el PP y los partidos que apoyaron el 155 optaron por la irresponsable estrategia de amenazar y reprimir a los catalanes, remarcó.

El senador de ERC (republicanos de izquierda) se refirió así a la intervención por Rajoy de la citada autonomía, al amparo del artículo 155 de la Constitución, nunca antes utilizado en casi cuatro décadas de democracia española.

Su homólogo del Pdecat en la Cámara alta, Josep Lluís Cleries, censuró que Sáenz de Santamaría se vanaglorie del descabezamiento del independentismo, lo cual, en su opinión, pone en tela de juicio la separación de poderes y confirma la existencia de presos políticos.

La vicepresidenta se defendió diciendo que en los mítines se permiten ‘licencias’, y acusó a ambas agrupaciones secesionistas de proferir también a sus adversarios epítetos como ‘franquista’.

A su juicio, los únicos que resucitan al dictador Francisco Franco ‘un día sí y otro también’ son los independentistas.

pgh/edu