Caracas, 20 nov (PL) El viceministro para la Comunicación Internacional, William Castillo, denunció hoy planes estadounidenses a través de Euroclear para quebrar la economía de Venezuela.

El secuestro del dinero venezolano en el exterior por la operadora internacional Euroclear era parte de esos planes encomendados por la empresa financiera estadounidense J.P Morgan para dañar la economía local y perseguir financieramente al país por todo el mundo, algo que denunció hace pocos días el presidente, Nicolás Maduro.

Castillo, en declaraciones en el espacio El Mundo en Contexto, de Venezolana de Televisión, aseguró que esa empresa europea, Euroclear, es propiedad de J.P Morgan, el mismo banco que persigue la entrada de las operaciones financieras de Venezuela buscando un default, la cesación de pago para quebrar nuestra economía, puntualizó.

El mandatario venezolano denunció hace pocos días el secuestro de depósitos financieros del país y señaló que la empresa financiera congeló mil 650 millones de dólares destinados a la compra de medicinas y alimentos.

El Gobierno venezolano y su pueblo, señaló el funcionario, deben estar conscientes de esta realidad y conocer que esta táctica es en sí ‘verdaderas trampas financieras montadas por un sistema internacional para atraparnos en esa telaraña de intereses, y secuestrar y mantener el control sobre nuestros recursos y nuestras reservas’.

Un escenario similar enfrentó Libia, país al que empresas como Euroclear, le robaron 400 mil millones de dólares de sus reservas y lo repartieron entre las potencias invasoras y las corporaciones, recordó Castillo.

El viceministro insistió en la necesidad de avanzar hacia la disolución de las ataduras que se mantienen con estructuras y las mafias criminales del dólar en el mundo, para construir bases sólidas y asociaciones estratégicas con actores emergentes, algo que según observadores se ejecuta con China, Rusia y la India, por ejemplo.

Subrayó que el objetivo de esta estrategia es labrar un camino de independencia de esa mafia, de esa dictadura del dólar, y de allí despejar el camino hacia la verdadera y auténtica soberanía financiera’.

agp/lb/cvl