Washington, 5 nov (PL) El tiroteo registrado hoy en el estado norteamericano de Texas dejó más de 25 muertos y su autor habría sido Devin Kelley, un hombre sin vínculos aparentes con grupos terroristas organizados, según recientes reportes de prensa.

Dos oficiales citados por la agencia Associated Press informaron que están revisando las publicaciones en redes sociales que Kelley hizo en los días previos al ataque del domingo, incluida una que parecía mostrar un arma semiautomática AR-15.

Según las autoridades, el sospechoso entró a la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Springs y abrió fuego contra los asistentes al servicio dominical, a raíz de lo cual fallecieron más de 20 personas y unas 10 resultaron heridas.

La cadena CNN reportó que el autor del crimen murió después de una breve persecución, pero aún no estaba definido si su deceso se debió a un suicidio o fue a manos de las autoridades.

Varias organizaciones periodísticas reportan que entre las víctimas mortales de la matanza está una adolescente de 14 años, hija del pastor de la iglesia, Frank Pomeroy; y algunos testigos también declararon que entre los fallecidos hay un niño de dos años.

El presidente Donald Trump, quien se encuentra en Japón como parte de una gira asiática que incluye paradas en otras cuatro naciones, escribió en su cuenta de Twitter que sigue los hechos desde allá.

Que Dios esté con la gente de Sutherland Springs, Texas. El Buró Federal de Investigaciones y la policía están en la escena. Estoy monitoreando la situación desde Japón, expresó el gobernante republicano en la red social.

Por medio del servicio de microblogging también se pronunció el vicepresidente, Mike Pence, quien manifestó que él y su esposa Karen estaban enviando ‘oraciones a las víctimas y sus familias en Texas’.

Lloramos con ustedes y nos levantamos con determinación contra el mal. Gracias a los primeros en responder, afirmó el vicemandatario.

Por su parte, el gobernador del estado, Greg Abbott, se dirigió a Sutherland Springs para reunirse con las familias, y funcionarios locales, estatales y federales.

agp/mar