Durante un alto a su caravana, Da Silva denunció que en el país los grandes supermercados no permiten comercializar mercancías de pequeños productores.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva aseguró este viernes que en el país suramericano aún quedan muchas cosas que cambiar y “nosotros vamos hacerlo”.

Durante una parada de su caravana camino a Bocaiuva, Da Silva asistió a un proyecto de riego por goteo en Minas Gerais, donde señaló que Brasil pasa por muchos problemas entre ellos que los grandes supermercados se niegan a comercializar productos de pequeños productores, “sector que garantiza el 83 por ciento de los alimentos”.

Lula participará este sábado en un encuentro en defensa de la agricultura familiar, al alegar que el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) es el mayor productor de arroz orgánico en América Latina, pero sin acceso a los supermercados por ser producido “por los sin tierra”.

“La gente está haciendo la caravana para decirles: la gente no puede desistir cuando la cosa está fea. La gente puede volver a arreglar ese país”.

Este viernes Lula celebró su cumpleaños 72 acompañando de una gran multitud, con quienes compartió sus críticas sobre la gestión que mantiene el Gobierno interino de Michel Temer.

El exmandatario denunció que si Brasil no recauda lo suficiente para pagar a los pensionados es “porque Temer gastó 30 mil millones de reales (10 mil millones de dólares) comprando diputados para escapar de la justicia”.

LULA-2Da Silva reiteró su compromiso para participar en las elecciones presidenciales de 2018 “sin impedimento a causa de las denuncias investigadas”.