Por Fausto Triana

Santiago de Chile, 20 oct (PL) Chile se asoma hoy al fin del misterio en torno a la muerte de Pablo Neruda, con la probable certeza científica de que el célebre autor de Canto General fue asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet.

Pudiera ser un día histórico en Chile y un hito para el mundo forense, si las conclusiones del Panel Genómico-Proteómico integrado por peritos de seis países, logran convencer a la justicia a iniciar una querella sobre el caso.

Un revelador reportaje de la cadena Chilevisión dejó ver los contundentes argumentos que parecen enfilarse hacia la hipótesis del crimen, lanzada por el chofer y ayudante personal de Neruda en la época, Manuel Araya.

Araya fue la persona que denunció el tema y si bien contó con el apoyo de medios internacionales de prensa, en un comienzo el periodista Francisco Marín, de la revista Proceso de México, también se encontró con furibundos ataques.

La Fundación Neruda, acusada por la mayor parte de la familia del poeta de ponderar el lado mercantil y comercial del autor de Veinte Poemas de Amor y una Canción Desesperada, sostuvo que era casi una blasfemia exhumar los restos de Neruda.

Cuando se hizo en 2013 por orden del Ministro en Visita del expediente, el juez Mario Carroza, la Casa Museo de Isla Negra, donde reposan las osamentas del vate siguió ofreciendo a los turistas visitas al pie de su tumba.

Nunca explicó a los visitantes, como pudo corroborar Prensa Latina, que los vestigios del Premio Nobel de Literatura no estaban en Isla Negra. Todo el tiempo los directivos de la Fundación rechazaron la investigación.

Tampoco uno de los sobrinos de Neruda, Bernardo Reyes, acepta la cuestión, repite que es una farsa y acusó a Araya de mentiroso.

Empero el abogado y también sobrino del escritor, Rodolfo Reyes Muñoz, la inmensa mayoría de su familia y el letrado Eduardo Contreras, querellantes en el caso, no tienen dudas de la veracidad de las palabras de Araya.

‘Necesitamos una evidencia científica, que muestre que en el cuerpo de Neruda se hallaron sustancias tóxicas probablemente inoculadas por terceros’, remarcó a Prensa Latina Contreras.

En igual sentido se pronunciaron Reyes Muñoz y otra abogada que lleva el expediente por la familia, Elisabeth Flores, aunque más esperanzados en que los especialistas de Canadá, España, Francia, Dinamarca, Estados Unidos y Chile lo certifiquen.

Colaborador muy cercano del presidente Salvador Allende y elevado potencialmente como un líder opositor a Pinochet desde el exilio -a donde nunca pudo llegar-, las circunstancias de la muerte son todavía un misterio.

Luego de detectarse la existencia de estafilococo dorado en sus osamentas, una sustancia tóxica muy agresiva, se dio un primer Panel Científico que decidió en 2015 profundizar las pesquisas.

El Panel que sesiona esta semana en un hotel de Santiago intenta hacer encajar las piezas de un puzzle, como señalara el experto español Aurelio Luna, para presentar el resultado de sus deliberaciones.

Este viernes al final de la tarde, los medios internacionales sabrán el dictamen que de ratificar la posible causa de envenenamiento, posiblemente llevaría al juez Carroza a iniciar una querella contra un determinado número de sospechosos.

‘Es la primera vez que se aborda de forma conjunta un análisis genómico, proteómico y toxicológico. Si lo hacemos bien marcaremos un camino hacia el futuro’, declaró a Prensa Latina el perito español Alvaro Luna.

La clave del asunto parece encontrarse en los datos que seguramente ya ofrecieron los doctores canadienses Hendrik y Debi Poinar, del Centro de ADN de la Universidad de Hamilton, Ontario.

En su laboratorio, considerado uno de los tres de su tipo más importantes del mundo, un molar, un fragmento de la tibia y otro del fémur de los restos de Neruda, fueron analizados minuciosamente en la búsqueda de bacterias extrañas.

tgj/ft