La comunidad de Cacarica, en el Chocó, denunció el asesinato de José Merlín Murillo, habitante de la Zona Humanitaria. De acuerdo con la información, Merlin fue sacado a la fuerza de su vivienda en la Zona Humanitaria Nueva Vida el 11 de octubre a las 8: 00 am. Los atacantes, fueron integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

José Merlín Murillo, de 33 años, fue subido a un bote “donde se encontraban tres paramilitares quienes, al parecer, se dirigieron hacia los predios de la comunidad de Montañita, uno de los puntos en donde las AGC tienen control del territorio colectivo”.

Tras la desaparición forzada, su cuerpo fue encontrado el domingo pasado flotando a las orillas del río Atrato en un lugar muy cercano al puesto permanente de control de la armada. Según la comunidad, el cuerpo presentaba signos de tortura.

Tras el reconocimiento del cuerpo, la comunidad de Cacarica repudió el hecho y reiteraron su “respeto a su propuesta humanitaria y de protección ambiental y territorial”. Además, las organizaciones sociales indicaron que urge una acción eficaz y oportuna de Medicina Legal para el cumplimiento de los protocolos de identificación de las personas dadas por desaparecidas.

Presencia de paramilitares evidencia el abandono estatal en Cacarica

La Comisión de Justicia y Paz manifestó que, en el territorio de Cacarica, los controles de las AGC “obedecen al desamparo del Estado que ha sido tolerante, cómplice e ineficaz para proteger la vida, la integridad y las libertades de los afrocolombianos en Cacarica”. Allí, en el territorio colectivo, las autodefensas tienen el control de 17 zonas.

Gráfica pie de foto.- Cuerpo sin vida que corresponde a José Merlín Murillo. Foto: Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Contagio Radio