San Juan 20 sep (PL) La caída del único radar meteorológico de Puerto Rico, ubicado en la Sierra de Cayey, es una de las más sensibles afectaciones ocurridas hasta el momento en este estado debido al paso del huaracán María.

El aparato, situado a mil metros de altura en el corazón de la cordillera central de la isla, fue abatido por una ráfaga de viento de unos 300 kilómetros por hora y dejó a ciegas al Servicio Nacional de Meteorología.

María arremete desde las seis de la mañana de este miércoles contra esta isla y fueron medidos vientos por esa antena de 250 kilómetros por hora, con rachas ocasionales muy superiores.

Según el radar el ciclón próximo a abandonar tierra boricua penetró con categoría 4 en la escala Saffir-Simpson por el municipio Yabucoa, al sureste de esta capital.

Fuentes del servicio de meteorológica local confirmaron a Prensa Latina que se trata del peor organismo de su tipo que haya afectado jamás esta isla.

En Puerto Rico están colapsados todo el sistema electroenergetico y las comunicaciones telefónicas de cualquier tipo. La Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Desastres, (Aemed), informó que se abrieron cinco compuertas del embalse La Plata, en la localidad de Toa Alta, para reducir los niveles de agua ante la gran acumulación del líquido por las lluvias de María.

En tanto la Oficina de Manejo de Emergencias, (OMME), refirió la incomunicación del sureño municipio de Aguadilla.

Tambien de serevas afectaciones en las regiones de Utuado, Guaynabo, Cataño y Carolina, entre otros.

En el coliseo capitalino, Roberto Clemente, cerca de mil evacuados fueron movilizados al segundo y tercer piso de la estructura debido a rotura de una de las secciones del techo por donde penetra agua de la ntensa lluvia que cae sobre la ciudad, aseveró la Aemed.

Servicios meteorologicos regionales situan el centro del ciclón en la latitud 18.3 grados norte y la longitud 66.3 grados oeste, a 24 klometros al oeste suroeste San Juan y a casi 50 kilómetros al este sureste de Arecibo.

María se mueve un poco más rápido, a 13 millas por hora hacia el noroeste de la isla.

El pronóstico del SNM establece que el ojo de María saldrá por el municipio norteño de Barceloneta, para luego seguir rumbo al noroeste.

Sin embargo, los vientos de tormentas tropicales y olas de hasta 9 metros seguirán golpeando la costa norte puertorriqueña, donde se ubica San Juan.

Puerto Rico no enfrenta un huracán categoría de este tipo desde el 13 de septiembre de 1928, cuando el meteoro, San Felipe II, categoría 5 en la escala Saffir-Simpson destrozó la isla.

mem/bjm