La Paz, 10 sep (PL) El presidente Evo Morales inaugurará esta semana la primera planta petroquímica de Bolivia, que tendrá una producción diaria de más de dos mil toneladas de urea y amoniaco, destinadas al mercado interno y a la exportación.

La industria, situada en la localidad de Bulo Bulo, del departamento de Cochabamba, demandó una inversión superior a los 800 millones de dólares.

A partir del gas natural, la planta producirá fertilizantes para los cultivos de soja, maíz, arroz, papa, trigo y caña de azúcar.

Un 20 por ciento de la producción será empleada para mejorar la agricultura nacional y el restante 80 por ciento será exportado a países de la región, como Brasil y Argentina.

De acuerdo con el vicepresidente, Álvaro García Linera, los ingresos generados por los proyectos de industrialización impulsados por el Gobierno serán el motor del crecimiento de Bolivia a partir de 2021.

Además de la petroquímica, Bolivia tiene proyectos para la industria de litio, en Potosí, la de Propileno y Polipropileno de Tarija y una siderurgia en el yacimiento de hierro del Mutún.

lmg/car