Pyongyang, 29 ago (PL) Estados Unidos debe reconsiderar su postura agresiva y conocer que ninguna presión económica, amenaza o chantaje derribarán a la República Popular Democrática de Corea (RPDC), aseguró hoy este país tras el lanzamiento de un nuevo misil balístico.

Las medidas autodefensivas de la RPDC prosiguen, entre ellas el desarrollo de las capacidades nucleares, en tanto Washington, en contubernio con Corea del Sur y Japón, realiza ejercicios militares en las costas cercanas a Corea Democrática.

‘Nuestro país no pertenece a la categoría de los que se atemorizan o se subyugan a las pretensiones de la Casa Blanca’, apuntó Pyongyang, a través de un editorial publicado por el diario Rodong Sinmun.

Y agregó el citado medio: ‘Es invariable nuestra posición de que mientras no se eliminen radicalmente la política hostil y la amenaza nuclear antiRPDC de Estados Unidos, no pondremos en ningún caso en la mesa de negociaciones el disuasivo nuclear ni retrocederemos ni un paso del camino de consolidación de las fuerzas armadas nucleares’.

ocs/rrj