12:59:00 Barometro Internacional No comments
Por Diego Olivera Evia
La sociedad humana sumida en la violencia del capitalismo

Muchas veces nos preguntamos hacia dónde va la humanidad, la crisis de valores ha creado divisiones en las mismas familias, cuales son los objetivos de la acciones de EEUU y su Complejo Militar Industrial (CMI), de intervenir en los países del Continente, bajo la concepción neocolonialista de divides y reinaras, se ha logrado dividir a los países del Mundo. Solo la conquista de los mercados y de la riquezas, son las presas de los grupos de poder, como los planes de la Central de Inteligencia Americana (CIA), como los mecanismos intervencionismos de la USAID, con hipotéticos planes de apoyar el desarrollo, como los hicieron los EEUU con el ALCA, para dominar a los países de América Latina y el Caribe, derrotados en la reunión de Buenos Aires Argentina, en la fatídica e imperialista acciones belicistas del ex presidente George W Bus.

La búsqueda de ampliar el capital y la disminuidas reservas de petróleo en EEUU, apuntan a la agresión de los países petroleros, como es el ataque intervencionista y las amenazas contra Venezuela, por ser el tercer proveedor de  Estados Unidos y la facilidad de traslado en 3 días del crudo a las refinerías de Citigo, inversión de Venezuela con varias gasolineras, esta realidad ha sido tema de debate y preocupación de un Congreso estadounidense, con alianza de Republicanos y Demócratas, han advertido al presidente Bipolar Donald Trump, de no generar sanciones a PDVSA, la cual podría ampliar sus ventas de crudo a otras naciones del mundo, como China, Rusia, India.

Estos hechos con la guerra anunciada, por el mismo presidente, que ha creado varios frentes de Guerra, contra Corea del Norte, Rusia acusándolo de intervencionismo en las elecciones de EEUU, desmentida por Trump, pero con sanciones del Congreso de Estados Unidos, esto ha determinado una mayoría en las cámaras legislativa, para controlar las incoherencias del mandatario estadounidense, que arremete contra variados países, México al cual controla con la CIA, a Venezuela, a Bolivia, Nicaragua, como amenazas a los países del Caricom en el Caribe Anglo, Franco, de estas islas que han defendido la soberanía de Venezuela y Latinoamérica, contra las injustas sanciones económicas y políticas de EEUU, como las amenazas intervencionistas.

La muerte y la guerra supervivencia gringa

Pero no solo el imperio ha crecido en el monopolio de la guerra, ha buscado la venta de armas, como la exportación de bases militares, en una guerra fratricida, contra el planeta para sustraer los recursos de los Continentes, desde América Latina, África, Asia, Oceanía, Europa, la venta de armas ha sido la base de la economía de EEUU, auspiciada por el CMI, ante la crisis de la economía de Estados Unidos, el mismo Trump, visito a Arabia Saudita para venderles armas, para agredir a Yemen, a Siria, a Iraq y ahora a Irán, siendo la base de estas agresiones, el control del petróleo del Medio Oriente, como la balcanización de Siria, para crear una salida de petróleo a través de un oleoducto, para crear una vía más rápida del crudo a América del Norte y sus socio Canadá.

Los millones de muertos en las guerras del Medio Oriente, han sido solo efectos colaterales, para controlar el Mediterráneo, el Golfo Pérsico, queriendo controlar a las naciones del área, el apoyo a Siria de Rusia, permitió una campaña militar del ejército Sirio, provistos de armas y con el apoyo de la aviación, como helicópteros, de esa manera, revertir la penetración de los grupos yihadistas, y bandas de sirios opositores, el fracaso en Iraq de los terroristas, ha golpeado al ´poderío de EEUU, que sigue bombardeando a ciudades y matando civiles.

El robo de petróleo por los terroristas del Dahes, ha sido parte de la estrategia del pentágono, para adquirir el oro negro, ahora de la misma manera roban los pozos petrolíferos, en una guerra de rapiña no convencional, el aislamiento de Qatar, acusado de terrorismo por Arabia Saudita, es la otra mentira, al socio de EEUU y de Israel para apoyar a los del Estado Islámico (ISIS), además de atacar a Siria y amenazar a Irán.

Esta es una guerra no convencional, la destrucción de Libia por OTAN, bajo el auspicio del Pentágono y el Nobel de la muerte Obama, abrió la puerta al holocausto del mediterráneo, con miles de inmigrantes, huyendo de las guerras de Siria, Yemen, países de África, huyendo de la muerte y el hambre, para morir en manos de piratas con barcos inflables y lanchas de poco calado, ha teñido de sangre las aguas, pero no solo la travesía, el racismo y la intolerancia de Europa a estos refugiados, ha creado una crisis similar a una guerra mundial.

Los mercaderes de la muerte, han creado una peligrosa crisis en Europa, ataques en Francia, Bélgica, España, Italia, han sido parte de la guerra y ahora pagan con los atentados, porque el Eli no son musulmanes creyentes, desconocen el Corán y muchos de ellos son mercenarios de Europa, de los países orientales derivados de la desaparición de la URSS, que luego de guerras étnicas, han vendido su alma al diablo (si la tienen), esta es la realidad de un capitalismo neoliberal, que solo valora el poder de los ricos y ahora con Trump llego la Oligarquía de los millonarios, con miles de inmigrantes expulsados y con millones de norteamericanos en la pobreza.

La sociedad humana sumida en la violencia del capitalismo

Esta realidad de un mundo capitalista destructivo, surge la realidad de una pérdida de valores, de familias disueltas por crisis de  violencia, guerras fratricidas crearon valores de odio, la misma crisis en Venezuela es el espejo, de una oposición que ha llevado a los ciudadanos, a crímenes de lesa humanidad al quemar a ciudadanos de esta nación, al matar con armas caseras y ahora atacar cuarteles, para obtener un poder de sangre y muerte.

La misma sociedad latinoamericana ha crecido en la violencia, en países como México, con miles de desaparecidos, de niños asesinados y vendidos sus órganos, mostrando el mayor desprecio del PRI y su presidente inmoral Pérez Nieto. De la misma manera en Colombia, hoy enemigo declarado por Manuel Santos, muestra la cara de la muerte, habla de paz y mantiene más de 1.500 ex guerrilleros en las cárceles, niega el paramilitarismo, y mueren diariamente dirigentes campesinos, derechos humanos, ex guerrilleros amnistiados, socio del criminal expresidente Uribe, en miles de asesinados cuando era su Ministro.

Otros países de América Latina se han sumado al violencia imperialista, la guerras de los ricos, se han ampliado en Argentina, Brasil y lo más subdesarrollados como Perú y Paraguay, apoyan las migajas del Departamento de Estado, lamiendo las botas de los militares yankees, que ahora violan niñas y generan asesinatos, con el consumo de drogas, esta realidad muestra, los niveles más bajos de los valores humanos.

La sociedad humana tiene que buscar caminos de entendimiento, no seguir sumisos a los poderos, que nunca le darán a los pueblos una vida digna, que lleva a los menores a delinquir, a disociarse de sus familias, a ser explotados por la fabricas, minas, como a niñas adolescentes a prostituirse, para morir en manos de un psicópata o su proxeneta. Miles de mujeres inmigran a Europa, ante oferta de trabajo y son llevadas a burdeles, para pagar su pasaje y estadía, estas son realidades que demuestran que el capitalismo, destruye la sociedad, la cultura, la diversidad de religiones, es una plaga dispuesta a crear una guerra mundial, sin preocuparse de las bajas, solo la humanidad y la búsqueda de acuerdos entre naciones, podrá equilibrar la realidad de la sociedad y volver al humanismo ante la muerte.

diegojolivera@gmail.com