Caracas, 15 ago (PL) El plan insurreccional planteado por la oposición venezolana no logró la ansiada explosión social con la incorporación de los sectores populares en las protestas violentas, aseguró hoy el director de la encuestadora Hinterlaces, Oscar Schemel.

Según el investigador, la ultraderecha opositora tampoco pudo concretar una fractura dentro del Estado venezolano, fundamentalmente en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ‘la cual -en su opinión- era una condición fundamental para pasar al derrocamiento del gobierno del presiente Nicolás Maduro’.

El también representante a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), señaló que el accionar de los sectores de la oposición nacional se desconecta cada día más de la necesidad de los venezolanos, y al quedarse sin un Plan B, decidieron acudir a la convocatoria a elecciones regionales.

En declaraciones citadas este martes por varios medios de prensa locales, Schemel subrayó la necesidad de marcar las diferencias entre las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente frente a las venideras elecciones regionales programadas para el mes de octubre.

‘Las elecciones constituyentes fueron atípicas. Fue un voto emocional entre la guerra y la paz, la guarimba y el trabajo, la violencia y el respeto, entre una oposición que sigue sin convertirse en alternativa y que sólo se beneficia de los errores, pero que en sí misma no logra emocionar ni convocar a los venezolanos, a diferencia de las regionales, donde sí hay candidatos, ofertas de gobierno’, precisó.

lma/mfm