venezuela-vice-ruben-dario


Ginebra, 1 mar (PL) En el ejercicio de su diplomacia de paz, Venezuela reitera su vocación pacifista a favor de un mundo más seguro, afirmó hoy en la ONU el viceministro del Poder Popular para temas Multilaterales, Rubén Darío Molina.

Al representar a Caracas en el segmento de alto nivel de la Conferencia Anual de Desarme 2017, el diplomático reiteró el compromiso de su país con la promoción del desarme nuclear general, completo, y no discriminatorio, como una de las garantías para la paz y seguridad internacionales.

‘Mi país presta especial atención a los trabajos que se llevan a cabo en la Conferencia de Desarme, como el único foro multilateral insustituible con un mandato de negociación para tal fin’, afirmó.

En el ámbito regional, reafirmó el compromiso de consolidar América Latina y el Caribe como una Zona de Paz.

Esa área ‘se destaca por tener una clara vocación pacifista’, afirmó en alusión a la declaración emitida durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, celebrada en La Habana en 2014.

Por otro lado, el viceministro llamó la atención en torno a la necesidad de apuntalar en el planeta los valores humanos y sociales por encima de la ambiciones guerreristas.

Recalcó que mientras la ONU registra a más de 836 millones de personas que viven en pobreza extrema, ‘una potencia nuclear ha anunciado que gastará más de 348 mil millones de dólares en sus sistemas nucleares, en un lapso de nueve años’.

De acuerdo con el diplomático, Venezuela considera imperioso promover el diálogo y la negociación diplomática para prevenir y superar las desigualdades, la pobreza, la exclusión, la intolerancia, el racismo y la xenofobia.

lma/lmg