Brasil, Brasília, DF. 07/05/2009. O presidente Luiz Inácio Lula da Silva em cerimônia de formatura de diplomatas do Instituto Rio Branco, em Brasília. - Crédito:BETO BARATA/AGÊNCIA ESTADO/AE/Código imagem:49826
Luiz Inácio Lula da Silva

Brasilia, 31 ene (PL) El Consejo Nacional del Ministerio Público de Brasil (CNMP) rechazó hoy el recurso presentado por la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, acusado de corrupción en el marco de la operación Lava Jato.

La entidad jurídica basó su negación en el hecho de que existían suficientes pruebas que involucraban al exgobernante en manejos turbios de dinero y de favorecer a determinadas empresas en negocios con el Gobierno, sobre todo a Odebrecht, principal acusada en la mayor corrupción de la historia del Gigante Suramericano.

En respuesta, el equipo defensor emitió un comunicado de prensa este martes donde manifestó su desacuerdo con el fallo y mantuvo además la queja disciplinaria contra cuatro fiscales de CNMP, a quienes se les inculpa de hacer público criterios anticipados de los hechos que en ese momento estaban siendo objeto de investigación.

Ese grupo de magistrados afirmó entonces tener pruebas de la participación de Lula da Silva en la ola de corrupción que emanó de la estatal petrolera Petrobas y que recibió directa e indirectamente ventajas indebidas derivadas de ese proceso criminal.

La acusación de la defensa, presentada al CNMP en agosto del año pasado, involucra a los letrados Jerusha Burmann Viecili Athayde Ribeiro Costa, Julio Carlos Motta Noronha y Henry Roberson Pozzobon.

Asimismo, la defensa del exmandatario señala que con esa actitud, los fiscales violaron una regla de CNMP que le prohíbe expresamente a ellos ‘exteriorizar o anticipar juicios antes del final de la investigación´, algo que dañó la presunción de inocencia del ex jefe de Estado Lula.

En septiembre del año pasado, la Fiscalía denunció en dos ocasiones a Lula da Silva -acusado de corrupción pasiva, activa y blanqueo de dinero- por recibir un apartamento tríplex de lujo reformado por la empresa constructora OAS, una de las involucradas en la trama corrupta de Petrobras.

Presuntamente, la constructora pagó al expresidente 3,7 millones de reales (algo más de un millón de euros) a cambio de maniobras favorables para que la empresa se llevara cuantiosos contratos con el Gobierno.

ymr/cw