ecuador-paco-moncayo
Paco Moncayo
Quito, 7 ene (PL) ”Es momento de corregir lo que se hizo mal, hacer lo que se dejó de hacer, del nuevo mañana, de hacer realidad nuestros sueños. Juntos estaremos mejor”, afirma hoy el candidato a presidente de Ecuador, Paco Moncayo.

Exmilitar, licenciado en Ciencias Internacionales, doctor con mención en Economía e Integración, y miembro de la academia nacional de historia militar, Moncayo es la opción del partido Acuerdo Nacional por el Cambio para disputar el puesto de Jefe de Estado, junto a siete contendientes, en las venideras elecciones generales del 19 de febrero.

General retirado del Ejército y exalcalde de Quito (2000-2009), sobre él dijo en septiembre pasado el Jefe de estado, Rafael Correa: ‘Creo que hasta ahora es lo más rescatable que ha presentado la oposición. No comparto muchísimas cosas con el general Moncayo pero ha tenido una trayectoria pública. Creo que nadie puede cuestionar su honradez’.

El político de 76 años, quien se autodenomina social demócrata, defiende un programa de gobierno enfocado en fortalecer la dolarización y estimular a la empresa privada, en el marco económico.

Defiende que su plan de trabajo tiene como objetivo central lograr la justicia social en el marco del ejercicio pleno de la libertad.

Moncayo propone desarrollar una economía productiva y solidaria, promover la ética pública y la lucha contra la corrupción, defender y profundizar la democracia, así como poner a la sociedad en el centro de la vida pública.

Defensor de la dolarización, estima que resulta beneficioso para abrir el país al mundo, garantizar estabilidad monetaria y agilidad transaccional para el comercio mundial.

En cuanto a la Ley de Comunicación, tan criticada por quienes se oponen al gobierno actual, no ha sido tan drástico como otros candidatos de derecha que hablan de suprimirla, pero sí advirtió sobre algunas reformas en temas como la distribución del espacio radioeléctrico, ahora dividido de manera equitativa entre medios públicos, privados y comunitarios.

Modificaciones en el sistema de salud y en la educación, que a su juicio han sido abordados de manera errónea, también cuentan entre las propuestas del Plan de trabajo 2017-2021 de Moncayo, si alcanza la presidencia.

Racionalizar las instituciones del Estado, eliminar los Ministerios Coordinadores y empresas públicas que, en su criterio, no cumplen el objetivo central de generar riquezas para el Estado o una función social clara, son otras de sus iniciativas.

De esa forma, su modelo institucional ejecutivo comprende la presidencia, vicepresidencia, dos Secretarías Nacionales (Administración y Planificación) y 12 Ministerios.

Igualmente defiende la idea de reincorporar Ecuador a circuitos financieros de cooperación internacional como la Corporación Andina de Fomento.

De manera general, sus propuestas de reforma incluyen el Código de Trabajo y la Ley Orgánica del Servicio Público, de Participación Ciudadana, Electoral, Seguridad Social, Incentivos Tributarios, Telecomunicaciones, Medicamentos, Garantías de la Interculturalidad, Responsabilidad Fiscal, Minería, Hidrocarburos y Empresas Públicas, entre otras.

Pese a contar con el respaldo de Izquierda Democrática, partido en el cual milita, Unidad Popular y Pachakutik, Moncayo se mantiene en cuarto lugar en la intención de votos, según encuestas, antecedido por Lenín Moreno (Alianza País), Guillermo Lasso (CREO) y Cynthia Viteri (Partido Social-Cristiano), en ese orden.

No obstante, los datos constatan que pese a no alcanzar a sus contrincantes, su nivel de aprobación ha subido paulatinamente.

lma/scm