Moscú, 6 ene (PL) La dirección del canal Russia Today (RT) criticó hoy las acusaciones del director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clepper, sobre el supuesto irrespeto al sistema político norteamericano.

Clepper afirma que RT perjudica al sistema político estadounidense, cuando el canal solo se dedica a informar sobre lo que ocurre en el país norteño, declaró Margarita Simonyan, editora jefa de la versión en inglés de RT y directora general de Rossya Sevodnya.

En una audiencia en el Congreso norteamericano, Clepper expresó su profunda preocupación por la labor de RT, a la cual acusó de adjudicar a Estados Unidos la hipocresía en el tema de los derechos humanos.

Washington publica un informe anual sobre la situación de derechos humanos en el orbe, pero exige en Afganistán inmunidad para los crímenes de guerra de sus militares o reconoce el uso de la tortura en cárceles como la de Abu Graib, en Iraq.

RT posee sus estudios de televisión en Estados Unidos y se considera sobrepasó en audiencia a cadenas como la CNN, al convertirse en una seria fuente alternativa de información, con un formato muy similar al de las televisoras norteamericanas, pero con otro mensaje.

El Washington Post, después de publicar un artículo para denigrar la actividad de RT y la agencia Sputnik, que transmite en al menos 13 idiomas, y acusarlos de ofrecer información prejuiciosa y falsa, debió reconocer que no tenía cómo confirmar esas afirmaciones.

RT y Sputnik replican en todo momento, por ejemplo, los reportajes de las canales rusos, con corresponsales permanentes en Siria, sobre los desmanes de la llamada oposición moderada en la ciudad de Alepo y de cómo empleaban hospitales y escuelas como cuarteles generales.

Además, RT creó espacios para debatir con expertos el hallazgo en almacenes de armas abandonados por la llamada oposición moderada y las formaciones terroristas como el antiguo Al Nusra de pertrechos de fabricación estadounidense, alemana, británica e incluso búlgara.

Los medios rusos tampoco rehúsan publicar en sus espacios, como ocurre con los medios de prensa estadounidenses, detalles sobre los asesores occidentales que fueron evacuados junto a los terroristas en los últimos días de la operación para liberar a Alepo.

Por ello, la Eurocámara aprobó en noviembre pasado una resolución que prácticamente llama a prohibir la actividad de los citados medios rusos en Europa, mientras un abogado en Reino Unido recién llamó a evitar por ley el contacto de británicos como medios rusos.

lam/To