barackobama1
Barack Obama
Washington, 29 dic (PL) El presidente Barack Obama ordenó hoy la expulsión de 35 funcionarios rusos de Estados Unidos, además de aplicar otras sanciones de carácter económico, diplomáticas y posibles medidas cibernéticas encubiertas contra Moscú.

Según la Casa Blanca, las sanciones van dirigidas, entre otros, a dos de las principales organizaciones de inteligencia de Rusia que operan en las ciudades de Maryland y Nueva York.

De acuerdo con el comunicado emitido por la mansión presidencial, estas involucran además a cuatro oficiales y tres empresas que prestaron apoyo al Departamento Central de Inteligencia Militar ruso (GRU) y al Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (FSB).

Además, Obama anunció que el Departamento de Seguridad Nacional y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) desclasificarán ‘información técnica sobre la actividad cibernética del servicio de inteligencia civil y militar ruso’ para ayudar a las redes a defenderse de la ‘campaña mundial de actividades cibernéticas maliciosas de Rusia’.

Estados Unidos acusa al FSB de estar detrás de un grupo de hackers conocido como ‘Cozy Bear’, que estuvo al acecho de los sistemas del Comité Nacional Demócrata (DNC) por más de un año.

También acusan al GRU de mantener vínculos con el segundo grupo que infiltró el DNC, conocido como ‘Fancy Bear’, que supuestamente violó la privacidad del servicio de correos electrónicos del presidente de la campaña de Hillary Clintom, Joe Podesta.

La decisión presidencial adoptada este jueves, que se ampara en una orden ejecutiva de 2015, permitirá al Departamento del Tesoro congelar los activos de individuos o entidades que utilizan medios digitales para dañar la infraestructura crítica de los Estados Unidos o participar en espionaje económico.

Por su parte, Rusia reaccionó la víspera a las posibles sanciones que hoy se concretaron y confirmó que Moscú adoptará las medidas necesarias contra los diplomáticos estadounidenses en Rusia, en correspodencia con las acciones de Estados Unidos.

‘De nuevo nos intentan asustar con la ampliación de las sanciones antirrusas, medidas ‘de carácter diplomático’ y hasta actividades subversivas contra nuestros sistemas informáticos (…) Si de verdad Washington da nuevos pasos hostiles, recibirá una respuesta’, aseguró ayer la portavoz de la cancillería rusa, María Zajarova.

lma/mfm