hostigamiento-farc


Bogotá, 22 dic (PL) El líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, denunció hoy lo que consideró hostigamientos de las fuerzas militares colombianas contra los guerrilleros ubicados en el punto de preagrupamiento de Vista Hermosa, Meta, en los llanos orientales.

Mediante su cuenta en Twitter el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), publicó una nota mediante la cual el comando de dirección radicado en ese paraje acusa a unidades del Ejército Nacional de violar el cese el fuego bilateral y de hostilidades, acordado con el Gobierno.

Según la comunicación, el pasado 20 de diciembre efectivos castrenses traspasaron en moto los límites del punto de preagrupamiento con la intención de llevarse a un miembro de ese movimiento rebelde.

Asimismo mencionaron otras acciones hostiles como vuelos de aviones militares sobre dicho campamento.

El objetivo es crear un clima de desconfianza contrario al espíritu de los acuerdos rubricados entre el Ejecutivo y la insurgencia, subrayó el texto

Se alertan también en la carta acerca de otros sucesos como invitaciones realizadas a los combatientes en proceso de desmovilización para que desistan del proceso de paz, e intimidaciones a los pobladores de comunidades cercanas.

Desde finales de agosto, fruto del pacto inicial con las FARC-EP, entró en vigor el silencio de los fusiles ratificado en el segundo tratado suscrito el 24 de noviembre por el presidente Juan Manuel Santos y Jiménez, en el capitalino Teatro Colón.

Los guerrilleros concentrados en este punto (Vista Hermosa) ratificamos nuestra voluntad para cumplir con los protocolos y pactos en busca de una paz con justicia social, pero reclamamos del Estado y particularmente de las fuerzas militares igual actitud, concluyó la denuncia.

La mayoría de los integrantes de esa guerrilla, la mayor del país, permanecen acampados en sitios provisionales hasta tanto puedan desplazarse a las zonas de transición donde dejarán las armas y comenzarán su preparación para reincorporarse a la vida civil.

La víspera Jesús Santrich, uno de los comandantes de esa agrupación, aseguró que la fase de implementación avanza con lentitud pues hay atrasos en los trabajos dirigidos a acondicionar esos escenarios.

Desde semanas previas las FARC-EP llamaron a agilizar las cuestiones logísticas a fin de facilitar el desplazamiento hacia dichos espacios en los cuales estarán acompañados por el mecanismo tripartito de verificación.

Su componente internacional es una misión política coordinada y financiada por Naciones Unidas.

La demora en la habilitación de las zonas transitorias podría retrasar el cronograma previsto para el desarme y la desmovilización, afirmaron expertos.

oda/ap