El embajador ruso en Turquía, Andréi Kárlov, ha muerto tras un ataque armado en Ankara, informa el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha asegurado que el embajador ruso en Turquía, Andréi Kárlov, “ha sido asesinado de manera vil”.

Putin ha declarado que la respuesta al asesinato de este diplomático ruso tiene que ser “la intensificación de la lucha contra el terrorismo” y ha subrayado que quienes realizan esos actos “pagarán por ello”.

El presidente ruso ha destacado que el atentado que ha acabado con la vida de Kárlov ha sido “una provocación destinada a minar las relaciones rusoturcas”.

Putin también ha expresado sus condolencias a la familia del difunto servidor público ruso.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha señalado que el mandatario ruso ha solicitado a Ankara que garantice la seguridad de las misiones diplomáticas de Rusia en Turquía.

El alcalde de Ankara, Melih Gokcek, ha informado que el asesino del embajador ruso en Turquía era un oficial de Policía turco identificado como Mert Altintas. Altintas servía en la Policía desde el 2014.